es ES eu EU ca CA zh-CN ZH-CN en EN fr FR gl GL de DE it IT

belmonte

  • Aldeias Históricas de Portugal

     Sortelha1

    No lo puedo negar, tampoco lo escondo, es más, lo publicito todo lo que puedo ¡Me encanta Portugal! Siempre que dispongo de unos pocos días me escapo al país vecino, algunas veces para descubrir nuevos lugares y otras simplemente, para disfrutar de la amabilidad de su gente, de sus increíbles paisajes o de su espectacular gastronomía.


    Mucha gente va buscando a Portugal su costa, que destaca por sus arenales enormes y maravillosos, también por su litoral rocoso, el cual crea autenticas maravillas de la naturaleza. Pero Portugal no solo es su costa, existen rincones menos conocidos, como por ejemplo sus zonas rurales.


    En este artículo quiero hablarte, precisamente, de sus zonas rurales y más concretamente de unos pueblos que conforman las llamadas Aldeias Históricas de Portugal. Doce pueblos en donde podrás perderte entre sus callejuelas, apostarte donde antiguamente los soldados defendían la plaza, disfrutar de la belleza de un paiseje hermoso e inhóspito, enamorarte de la simpatía y amabilidad de sus gentes y caer rendido de una gastronomía rica y variada, como sus quesos, su lechón (leitão), sus carnes y también su vino.

     Belmonte1

    Belmonte


    Las Aldeias Históricas se ubican en la región portuguesa de Las Beiras. Las Beiras se divide a su vez en tres provincias: Beira Litoral, Beira Alta y Beira Baixa, estas dos últimas forman a su vez una zona conocida como Beira Interior. Es concretamente en esta zona de Beira Interior donde encontrarás las doce Aldeias Históricas, las cuales las podrás distinguir por el siguiente símbolo:

     Captura de pantalla 2019 12 18 a las 16.42.53

    Las doce Aldeias Históricas de Portugal, son, por orden alfabético las siguientes: Almeida, Belmonte, Castelo Mendo, Castelo Novo, Castelo Rodrigo, Idanha-a-Velha, Linhares da Beira, Marialva, Monsanto, Piódão, Sortelha y Trancoso. En el mapa que te muestro a continuación te indico su ubicación: 

     

    1. Almeida.

    2. Belmonte.

    3. Castelo Mendo.

    4. Castelo Novo.

    5. Castelo Rodrigo.

    6. Idanha-a-Velha.

    7. Linhares da Beira.

    8. Marialva.

    9. Monsanto.

    10. Piódão.

    11. Sortelha.

    12. Trancoso.

     Captura de pantalla 2019 12 18 a las 16.33.21

    A día de hoy he podido conocer 10 de las 12 Aldeias Históricas. Me faltan por conocer Castelo Novo y Marialva, pero seguro que dentro de muy poco podré sacar unos días para volver a Portugal y poder así conocer estos 2 pueblos.

    En este artículo te voy a hablar de las 10 Aldeias Históricas que he visitado y gracias a las cuales he podido disfrutar de esta parte menos conocida de Portugal y que te aseguro, a mi me tiene totalmente enganchado.


     

    Almeida.

    Pequeño pueblo fronterizo protegido por una formidable y bien conservada fortaleza en forma de estrella de 12 puntas. Esta fortaleza fue construida en 1641, sobre los restos de la anterior defensa destruida tras un asalto de los españoles.

     Captura de pantalla 2019 12 24 a las 17.35.06

    Foto aérea de Almeida. Fuente Google Maps

    Almeida tiene una larga historia de idas y venidas entre España y Portugal, incluso durante un pequeño espacio de tiempo quedó en manos de franceses e ingleses. Estos cambios han propiciado que en la actualidad el pueblo tenga un rico patrimonio arquitectónico y que bien merece una visita.

     Almeida

    Puerta de San Francisco

    Para llegar al casco histórico tendrás que atravesar la fortaleza, a través de un puente y un túnel. Por el camino podrás visitar las casamatas, barracones subterráneos donde hacen vida los soldados. También podrás visitar el antiguo armero. Te recomiendo subir a las murallas, desde donde podrás disfrutar de unas vistas magníficas del pueblo y los alrededores. No te pierdas tampoco las puertas dobles de San Antonio y de San Francisco De la Cruz, la iglesia de la Misericordia y los restos del castillo. Por último recorre el casco histórico y vete descubriendo el rico patrimonio del que te hablaba antes.


    Belmonte.

    Feudo, durante muchas generaciones, de la conocida familia Cabral de la que era miembro el primer navegante que llegó a las costas de Brasil en 1500.

    Belmonte está situado en Cova da Beira, en plena Serra da Estrela. Dice la tradición que el nombre de Belmonte proviene del lugar donde se ubica el pueblo (monte Belo o Belo monte), aunque también se cree que el nombre puede proceder de “Belli monte”, es decir, monte de guerra.

    Destaca en Belmonte su bien conservado castillo, construido en 1266; la iglesia de São Tiago y la Capilla de los Cabrais, del S. XV.

    Belmonte2 

    Castillo de Belmonte

    Muy cerquita de Belmonte, apenas 3 kilómetros, se encuentra el Monumento Nacional de la torre romana de Centum Cellas, también llamada de Colmeal. Esta construcción del S. I, consta de 3 pisos, separados por 2 frisos y hoy en día sigue siendo un enigma para que servia. Algunos historiadores creen que podría ser un campamento militar, otros creen que fue un templo y otros creen que fue parte de una gran villa romana.

     CentumCellas1

    Torre Centum Cellas


    Castelo Mendo.

    Castelo Mendo está formado por dos núcleos amurallados, la Ciudadela y la Barbacana. La entrada principal a este pequeño pueblo se hace a través de una puerta de la antigua muralla custodiada por dos jabalís de piedra. Te das cuenta que no entras en un pueblo cualquiera, sino en un pueblo con mucha historia y donde predomina la arquitectura medieval.

     CasteloMendo

    Puerta de entrada a Castelo Mendo

    Es un pueblo lleno de leyendas y misterios, te invito a que descubras dos figuras que esconden una de estas leyendas. Una de estas figuras es una gárgola, con aspecto de hombre, incrustada en una de las paredes de la antigua Domus Municipalis y la otra figura, con aspecto de mujer, está justo enfrente. Se las conoce como Mendo y Menda, y la leyenda cuenta que estas dos figuras representan un amor prohibido y que los amantes fueron condenados para siempre a contemplarse a distancia. Recorrer las callejuelas empedradas descubriendo rincones increíbles, como el Largo do Pelourinho, es una de las cosas que te recomiendo que hagas para conocer esta Aldeia Histórica en todo su esplendor y en donde parece que el tiempo se ha detenido. Llega hasta la parte alta del pueblo donde encontrarás las ruinas del antiguo castillo, la iglesia de Nuestra Señora del Castillo y la enigmática tumba de un hidalgo desconocido que habitó en el pueblo.


    Castelo Rodrigo.

    Es una pequeña población fortificada, situada a menos de 20 kilómetros de Almeida y que conserva sus antiguas murallas levantadas en 1296. Este pueblo es un verdadero museo al aire libre, aquí convivieron cristianos, judíos y musulmanes, pero también encontrarás vestigios de castrexos y romanos. La Torre Albarrã, es legado de los musulmanes. El aljibe medieval se cree que pudo ser una antigua sinagoga. Recorre las ruinas del castillo y empápate de la rica historia de esta Aldeia Histórica.

     CasteloRodrigo

    Ruinas del castillo de Castelo Rodrigo


    Idanha-a-Velha.

    Este pequeño pueblo rodeado de olivares, esconde parte de la historia de Portugal y al igual que Castelo Rodrigo, es un museo al aire libre. Aquí también convivieron varios pueblos, como visigodos, romanos, musulmanes y templarios, de ahí que conserve uno de los conjuntos arqueológicos más importantes del país y un inmenso patrimonio histórico. Se cree que aquí nació el rey visigodo Wamba y que el pueblo llegó a tener obispo hasta 1199, de ahí que no nos sorprenda encontrar una catedral. Recorriendo el pueblo irás descubriendo monumentos históricos, como la picota (pelourinho) del S. XVII, la iglesia Matriz, el baptisterio (el más antiguo de la península ibérica), el palacete Marrocos o la Torre de los Templarios. También se conserva parte de la muralla romana de la que destaca la Puerta Norte y la Puerta Sur.

     IdanhaaVelha1

    Puerta Norte

    De la época romana también se conserva el puente romano y las poldras, unas piedras dispuestas en fila y que servían para vadear el río Ponsul.

     IdanhaaVelha2

    Poldras romanas


    Linhares da Beira.

    Guardada por las torres de su bien conservado castillo medieval, Linhares da Beira es otro museo viviente. El foro, donde se administraba la justicia medieval, aún se conserva, junto a otras muchas casas del S. XV. Sobra decir que el origen de este pueblo se remonta a la época medieval.

     LinharesdaBeira

    Callejuela de Linhares da Beira

    El pueblo recibe el título de Villa en 1169, y de esta época son atribuidas la mayor parte de sus edificaciones. El Castillo, compuesto por dos torres, la de homenaje y la del reloj, fue declarado Monumento Nacional en 1922. Destaca también la iglesia Matriz, el pelourinho, la antigua cárcel, la casa da Fortaleza o la iglesia daMisericordia.


    Monsanto.

    En el año 1938 este pueblo se hizo famoso, ya que fue nombrado "el pueblo más portugués de Portugal". Sus callejuelas empedradas son de color gris como las inmensas rocas que las flanquean. Las casas se esconden entre estos inmensos peñascos, por lo que recorrer estas sinuosas callejuelas es todo un placer para los sentidos.

     Monsanto

    Casa entre rocas en Monsanto

    Llegar al Castillo parece una tarea complicada, pero merece muchísimo la pena. El castillo comenzó siendo un asentamiento lusitano amurallado y las vistas desde las antiguas murallas son simplemente espectaculares. No te olvides visitar la iglesia Matriz de la Misericordia, el pelourinho, la capilla de San Miguelo la capilla de San Juan.


    Piódão.

    Escondido en el corazón de la Sierra del Azor, Piodão es una verdadera joya. El pueblo destaca por su cuidada arquitectura en pizarra, que es lo que le da ese tono gris en medio del verde de la naturaleza.

     Piodao

    Piódão desde la distancia

    Piérdete por sus sinuosas callejuelas e irás descubriendo maravillosos rincones. Aunque parezca que es un lugar remoto, hasta finales del S. XIX se incluía en la principal ruta comercial entre Coimbra y Covilhã. Que no te eche para atrás el camino zigzagueante entre montañas que hay que recorrer para llegar hasta Piodão, estoy completamente seguro que el pueblo te va a enamorar, además el paisaje que vas a ir dejando atrás hasta llegar a él, te va a maravillar. Te recomiendo ir parando en alguno de los miradores que encontrarás por el camino, desde donde podrás vislumbrar, desperdigados por la sierra, pequeños pueblos con sus casitas de pizarra.

    En la Plaza Mayor de Piodão encontrarás la iglesia Matriz, la cual destaca por su color blanco y azul entre las casas de pizarra. No te pierdas la capilla de San Pedro, la capilla de las Almas o el Museo do Piodão.


    Sortelha.

     Sortelha2

    Vista de Sortelha desde la muralla

    Es una de las más bellas y antiguas aldeas portuguesas y ha mantenido su fisionomía urbana y arquitectónica hasta nuestros días, de ahí que sea una de las mejor conservadas. Ubicada en lo alto de una loma de granito, y rodeada de murallas, la aldea está bien protegida por un castillo del S. XIII, donde, desde su Torre de Homenaje se obtienen unas vistas asombrosas, tanto de la Aldea como de los alrededores. Con bastante cuidado de no caer, podrás recorrer sus murallas, podrás recorrer sus callejuelas empedradas donde hileras de casas de granito le dan a la aldea un encanto especial. Frente a los arcos de la entrada del castillo se conserva un pelourinho manuelino del S. XVI. Durante el recorrido por la aldea, no te pierdas la Casa Árabe del S. XIV, la Torre do Facho, la iglesia Matriz, la Casa de las Almas, a rua do Forno, la porta Nova y la de la Villa o el Lodão Bastardo, un impresionante árbol que preside la entrada del pueblo.


    Trancoso.

     Trancoso

    Iglesia de San Pedro y Pelourinho 

    Ubicado en la cima de un monte, Trancoso hace frontera entre la Sierra da Estrela y el Vale do Douro. Esta ubicación hizo del pueblo un enclave militar importante, de ahí que destaquen su gran castillo, espectacularmente conservado y sus murallas. Estas murallas se empezaron a construir en el año 1283 por mandato del Rey Dinis. 

    Un pueblo que dejó huella en Trancoso fue el judío. En la antigua judería aún se pueden ver casas con dos puertas, una ancha y otra estrecha, para separar la vida doméstica del comercio. Recorriendo sus bonitas callejuelas irás descubriendo sus lugares de interés, como la iglesia de San Pedro, la iglesia da Misericordia, el pelourinho ubicado justo en medio de estas dos iglesias. La iglesia de Santa María y el Palacio Ducal, son otros lugares de interés.


    Esto es todo, espero que el artículo te sirva de ayuda para poder planificar tu visita a estas Aldeias Históricas de Portugal, aldeas que conforman un destino histórico y turístico único. Si tienes alguna pregunta o duda, puedes contactar conmigo a través de El Tomavistas. Viajando Fetén.


    Inicio

SOY MIEMBRO DE:

 

 Sello viajero Logo MadTB 2  faada bloggers

©Copyright El Tomavistas: viajando fetén. Todas las fotografías de esta web son propiedad del autor y no se pueden reproducir, modificar o utilizar.