es ES eu EU ca CA zh-CN ZH-CN en EN fr FR gl GL de DE it IT

Praga en 3 días. 35 cosas que hacer y ver.

 Praga1

1. Introducción:

Praga es la capital de la República checa. Cuenta con más de un millón de habitantes y desde 1992 el centro histórico es Patrimonio de la Humanidad. 

Praga está considerada como una de las ciudades más bellas de Europa y doy fe de ello. Es una ciudad que ofrece al visitante un sinfín de cosas por hacer y ver. La ciudad cuenta con más de 20 museos y más de 100 galerías y salas de exposiciones. Paseando por la ciudad te encontrarás con muchas iglesias y sinagogas, muchas de las cuales son auténticos tesoros. Además Praga esconde palacios y jardines que son monumentos históricos. Otra parte importante de Praga es el río Moldava (Vltava). Este río ha desempeñado un papel vital en la historia de la ciudad, además de una fuente de ingresos. Pero no todo ha sido bueno, el río ha traído graves inundaciones, como la ocurrida en el año 2002. Hacer un crucero en alguno de los muchos barcos que lo recorren constituye un buen modo de ver la ciudad desde otro ángulo.


2. Cómo llegar del aeropuerto al centro de la ciudad:

El Aeropuerto de Praga, Václav Havel, antes llamado Ruzyné, es el aeropuerto más importante de la República Checa. Aeropuerto con mucho tráfico aéreo y que actualmente tiene tres terminales.

 Aeropuerto Praga

Este aeropuerto está ubicado a poco más de 17 kilómetros de Praga, por lo que vas a necesitar buscar algún medio de transporte que te lleve al centro de la ciudad. A continuación te indico aquellos con los que podrás hacer este trayecto:


AUTOBÚS:

Es el medio de transporte que yo utilicé. Podrás llegar al centro de Praga mediante líneas de autobús de transporte público (hay varias) que operan a intervalos regulares de pocos minutos. Las paradas de autobús se encuentran directamente en frente de las terminales. Los viajes en autobús están sujetos a las tarifas regulares de transporte público de Praga. No es necesario reservar los viajes en autobús con antelación. Los billetes se compran antes de subir al autobús en una máquina expendedora o en el mostrador de la compañía de tránsito público de Praga (DPP). Las máquinas expendedoras se encuentran directamente en las paradas de autobús y alrededor de las salas de llegadas.

Línea 119:

Una de las formas más rápidas para llegar al centro. Estos buses salen de la Terminal 1 / Terminal 2 y llegan a la Estación de tren Veleslavín (15 minutos aprox.) donde deberás coger el metro, concretamente la línea A (más a delante te doy más información sobre el metro de Praga).

Este bus tiene un precio de 32CZK (1,25 euros).

Línea 100:

La única diferencia con el anterior es que éste te lleva a Zlicín, donde podrás enlazar con la línea B del metro. El trayecto lo hace en aproximadamente 18 minutos.

Línea Airport Express:

Este bus te deja en la Estación Central de Tren de Praga (Holesovice). Desde aquí puedes enlazar con la línea C del metro o coger un tren para cualquier otro destino. El trayecto es de aproximadamente 30 minutos y tiene un precio de 60CZK (2,33 euros). El billete se compra directamente al conductor o el centro de visitantes del hall de llegadas. Este bus se coge justo enfrente de la Terminal 1. 

Línea 910 (nocturno):

Si tu vuelo llega más tarde de las 00:00 h., este será tú autobús. Tiene salidas cada hora y hace el trayecto hasta Divoka Sárka (desde la terminal 3 es la 6ª parada), donde podrás enlazar con el tranvía 51.


TAXI:

Operan dos empresas, FIX Taxi y Taxi Praha. Te cobrarán entre 770CZK (30 euros) y 1026CZK (40 euros). Los taxistas de la ciudad no tienen muy buena reputación, por lo que no te recomiendo utilizar este medio de transporte.


SERVICIO DE TRASLADO PRIVADO:

Es la manera más cómoda de llegar al centro. Un conductor te espera en el hall de llegadas, y te lleva directamente a tú hotel. El precio ya está cerrado, por lo que estarás libre de engaño. Los precios suelen rondar los 513CZK (20 euros).


3. Cómo moverse por la ciudad:

Sí me lees habitualmente estarás cansado de ver que siempre recomiendo andar y hacer las visitas a pie, siempre y cuando sea posible. Pues Praga no va a ser una excepción. Esta ciudad es ideal para visitar a pie, es lo mejor que podrás hacer, patear y patear. Pero como siempre, también me gusta dar información de los medios de transporte que podrás utilizar para moverte por la ciudad. A continuación te los indico:


METRO:

Es bastante reciente, ya que, fue inaugurado en 1974. Actualmente consta de 3 líneas, A (verde), B (amarilla) y C (roja) y 61 estaciones.

 metro praga

Es una forma rápida y cómoda de moverse por la ciudad, además en combinación con el tranvía hace casi posible llegar a todos los puntos de interés de la ciudad. El metro opera todos los días desde las 05:00 a 00:00h. Los trenes pasan con un intervalo de 2 ó 3 minutos en las horas punta y de 4 a 9 minutos el resto de horas.


TRANVÍA:

Operan en la ciudad desde 1875 y probablemente es el medio de transporte más popular. El tranvía de Praga cuenta con 22 líneas diurnas y 9 nocturnas. Las líneas diurnas operan de 04:30 a 00:00 h, todos los días. Las líneas nocturnas (números 51 al 59), operan todos los días de 00:00 a 04:30 h. Como te decía antes la combinación del tranvía y el metro hace que puedas recorrer prácticamente toda la ciudad.

 tram metro 17 03 25

AUTOBÚS:

No pueden competir con el metro y el tranvía, pero son muy buena opción para moverse por las afueras y alrededores de la ciudad. Al igual que ocurre en los tranvías, los autobuses de Praga tienen líneas diurnas y nocturnas y operan con el mismo horario.


Una de las mejores cosas que tiene el transporte público en Praga es que comparten los billetes, es decir, se puede utilizar el billete tanto para el metro, tranvía, como para el autobús. El billete sencillo tiene una duración de 90 minutos (desde que se valida) y tiene un precio de 32CZK (1,25 euros). Existe un billete limitado, que permite durante 20 minutos el uso de tranvías y autobuses, pero sin posibilidad de transbordo. En metro es valido durante 30 minutos y podrás recorrer 5 estaciones. El precio es de 24CZK (0,94 euros). Este billete es ideal si vas a hacer un desplazamiento corto. Tienes también la posibilidad de adquirir un abono diario o de tres días. Tienen un precio de 110CZK (4,28 euros) y 310CZK (12 euros), respectivamente.

Una cosa a tener en cuenta es que si vas con equipaje (un bolso o mochila no se considera equipaje) hay que abonar un suplemento por maleta de 16CZK (0,62 euros).


4. Praga en 3 días: 35 cosas qué hacer y ver.

 Planociudadpraga

Como tenía 3 días completos para visitar Praga lo primero que hice, y como hago habitualmente, fue dividir la ciudad en tantas zonas como días y así dedicar una zona por día:


Primer día: Ciudad Nueva (Nové Mêsto). Esta zona aunque se la conoce como Ciudad Nueva, se fundó en 1348 y fue planificada y trazada minuciosamente en torno a tres grandes plazas (antiguos mercados), la plaza de Senovázné (mercado de heno), la plaza de Carlos IV (mercado de ganado) y la plaza de Wenceslao (mercado de caballos). Esta zona en sus comienzos estuvo habitada por comerciantes y artesanos. A finales del S. XIX gran parte de la zona se demolió y se le dio el aspecto que tiene en la actualidad.

 

1. Plaza Wenceslao.

2. Museo Nacional.

3. Ópera Estatal.

4. Ayuntamiento Ciudad Nueva.

5. Plaza de Carlos IV.

6. Casa Danzante.

 
 Captura de pantalla 2019 04 28 a las 13.28.40

Segundo día: Ciudad Vieja (Stare Mêsto) y Barrio Judio (Josefov). La ciudad Vieja es el corazón de la ciudad y la plaza Mayor es su núcleo. Sin duda esta es la zona que más vas a recorrer. 

Lo que durante siglos fue practicamente un gueto, es lo que hoy se conoce como Barrio Judio. En 1784 el barrio pasó a llamarse Josefov a iniciativa del rey y para reducir la discriminación. En 1850 se incorporó oficialmente a Praga.

 

7. Calle Ovocny.

8. Casa de los Osos Dorados.

9. Plaza de la Ciudad Vieja.

10. Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.

11. Jan Hus.

12. Ayuntamiento de la Ciudad Vieja.

13. Calle Celetná.

14. Puerta de la Pólvora.

15. Casa Municipal.

16. Calle de Carlos.

17. Clementinum.

18. Cementerio Judio.

19. Sinagogas.

20. Convento de Sta. Inés de Bohemia.

 
 Captura de pantalla 2019 04 28 a las 13.40.06

Tercer día: Barrio Pequeño (Malá Strana) y Castillo de Praga y Hradčany. El Barrio Pequeño o Malá Strana es un barrio en el que apenas se han levantado nuevas construcciones desde el S. XVIII, por lo que abundan antiguos palacios y viejas casas bien conservadas. El barrio se fundó en 1257 y su centro es la plaza Malá Strana.

La historia de Praga se inicia en su castillo, fundado en el S. IX. En la década de 1320 se crea alrededor del castillo la ciudad de Hradcany. El castillo ha sido reconstruido en varias ocasiones y a partir del año 1918 se ha convertido en la residencia del presidente de la República.

 

21. Puente de Carlos.

22. Isla de Kampa.

23. Muro de John Lennon.

24. Plaza Maltesa.

25. Calle del Puente.

26. Iglesia Nuestra Señora de la Victoria.

27. Jardines Vrtba.

28. Plaza Malá Strana.

29. Iglesia de San Nicolás.

30. Calle Nerudova.

31. Calle Italiana.

32. Monte Petrín.

33. Castillo de Praga.

34. Calle Kozeluzsca.

 Captura de pantalla 2019 04 28 a las 18.46.04

A continuación te indico, ordenado por zonas o distritos, las 35 cosas que hice y vi en Praga:

1. Recorrer la Plaza de Wenceslao:

 Plazawenceslao1

No me voy a equivocar si te digo que pasarás por esta plaza un montón de veces. En sus inicios era un mercado de caballos, pero hoy en día está gran plaza está rodeada de hoteles y restaurantes que ocupan muchos de los edificios emblemáticos, aunque también encontrarás muchas tiendas. En la plaza destaca la Estatua Ecuestre de bronce de San Wenceslao y a su espalda el Museo Nacional. No te vayas de la plaza sin pasar por delante del Hotel Europa, con su decoración art nouveau. 


2. Visitar el Museo Nacional:

 Museonacionalpraga1

Ya sólo por fuera merece la pena verlo. Es un grandioso edificio neorrenacentista, con una impresionante escalinata monumental. El interior resulta impresionante gracias a su decoración en mármol. El museo abre de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 h. (los miércoles hasta las 20:00 h.). Los sábados abre de 10:00 a 19:00 h. y los domingos abre de 11:00 a 19:00 h. El primer martes de cada mes, el museo permanece cerrado. El precio para los adultos es de 150CZK (5,8 euros). Estudiantes, mayores de 60 años y niños entre 6 y 15 años, el precio es de 100CZK (3,8 euros). Los niños menores de 6 años entran gratis. El primer lunes de cada mes la entrada es gratuita. Si dispones de la Prague Card, la entrada es también gratuita.


3. Contemplar la Opera Estatal:

 Operaestatalpraga1

Construida en 1885 en el solar del primer teatro de la Ciudad Nueva. Desde su inauguración hasta 1945 era conocida como Nuevo Teatro Alemán y se creó para rivalizar con el Teatro Nacional.

La Opera no se puede visitar por lo que si quieres verla por dentro deberás ir a algún espectáculo, los cuales no son caros, ya que, por poco más de 100CZK (3,8 euros) podrás ver uno.


4. Pasar por delante del Ayuntamiento de la Ciudad Nueva:

Saliendo de la plaza de Wenceslao por la calle Vodickova y justo antes de llegar a la plaza de Carlos IV, se pasa por el antiguo Ayuntamiento de la Ciudad Nueva. El edificio ya existía en el S. XIV, pero la torre se añadió a mediados del S. XV. En 1784, tras la unión de las cuatro ciudades para formar Praga, el edificio dejó de ser la sede administrativa municipal y se convirtió en juzgado y prisión. Hoy en día acoge eventos culturales y sociales.


5. Plaza de Carlos IV:

Si estas contemplando la fachada del antiguo Ayuntamiento de la Ciudad Nueva, a tu espalda se abre un gran parque, es la plaza de Carlos IV. En el S. XIX fue cuando se convirtió en parque. Es un sitio perfecto para relajarse un poco y hacer un pequeño descanso. Cuando Carlos IV fundó la Ciudad Nueva, esta gran plaza era un mercado de ganado. Alrededor del parque podrás ver edificios históricos cómo la Iglesia de San Ignacio, la Universidad Técnica, la Casa Fausto o la Iglesia de San Juan en la Roca. A pocos metros de la plaza en la calle Resslova se encuentra la Iglesia de San Cirilo y San Metodio, famosa por el asedio que sufrió en 1942 por tropas alemanas. Las marcas de bala de las armas alemanas aún pueden observarse hoy en día.


6. Alucinar con la Casa Danzante (Tancící dum):

 Casadanzante1

Bajando hacia el río por la calle Resslova pasarás por uno de los edificios más curiosos de Praga, es el conocido como la Casa Danzante. Su construcción se inició en 1994 y se terminó en 1996, por encargo de un conocido banco holandés. Es obra del arquitecto Frank Gehry.


7. Pasear por la calle Ovocny:

Estarás ya en la Ciudad Vieja y en esta calle, contemplar el Teatro de los Estados, construido en 1783 en estilo neoclásico. Este teatro es famoso porque en 1787 Mozart representó por primera vez la ópera Don Giovanni, además el propio compositor dirigió la orquesta. El teatro también te podrá sonar porque sale en la película "Amadeus".

 Teatrodelosestados1

En uno de los laterales del teatro, haciendo casi un callejón podrás ver el Carolinum o lo que queda de él. El Carolinum era el corazón de la universidad fundada por Carlos IV en 1348. Fíjate bien en la bella ventana salediza magníficamente adornada.

 Carolinum1

8. Encontrar la Casa de los Dos Osos Dorados:

 Captura de pantalla 2019 04 28 a las 19.28.02

Se trata de un portal esculpido en estilo renacentista y está considerado como el más bello de la ciudad. El portal está en un edificio construido en 1567, aunque el portal se añadió con posterioridad, en 1590. Para encontrar el portal, la mejor forma es saliendo de la plaza de la Ciudad Vieja por el pasaje de Melantrichova y coger el primer callejón a la izquierda. En la pared del edificio hay una gran placa dedicada al escrito y periodista judio Erwin Kisch, ya que nació aquí en 1885.


9. Plaza de la Ciudad Vieja:

 Plazaciudadvieja1

Probablemente la zona más conocida de Praga y sin duda de las más bonitas. La plaza poco ha cambiado en 100 años y gran parte de la historia de la ciudad corre ligada a esta plaza. Muchos de los edificios que la rodean son históricos y destacan la Iglesia de San Nicolás, el Palacio Kinský, el monumento a Jan Hus, la Iglesia de Nuestra Señora de Týn y por supuesto el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja junto con su conocido reloj astronómico. Alrededor de la plaza y sobre todo enfrente al reloj astronómico hay un montón de restaurantes y muchos días se montan mercadillos de comida donde podrás probar algún que otro producto típico.


10. Quedarte sin aliento al ver la impresionante Iglesia de Nuestra Señora de Týn:

 Nuestraseñoradetyn1

Sus magníficos chapiteles dominan la plaza de la Ciudad Vieja. La iglesia empezó a construirse en 1365. Desde principios del S. XV hasta la década de 1620 fue la principal iglesia husita de Praga. Por la parte de atrás de la iglesia se encuentra la entrada al conocido Patio de Týn, una hermosa plaza donde podrás relajarte tomando un café.


11. Ver el Monumento a Jan Hus:

 Janhus1

En el medio de la plaza de la Ciudad Vieja se levanta este monumento al reformista religioso y héroe checo Jan Hus, que fue condenado por herejía y murió en la hoguera en 1415.


12. Quedarte un buen rato observando el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja y el espectáculo de su reloj astronómico:

Ayuntamientociudadvieja1 

Sin duda es uno de los edificios más llamativos de Praga. Fue construido en 1338 y a lo largo de los siglos y a medida que la ciudad vieja iba creciendo se fueron adosando varias casas formando un conjunto de bellos edificios góticos y renacentistas. Destaca su torre gótica de más de 60 metros de altura, añadida posteriormente en 1364. La galería en lo alto de la torre ofrece unas buenas vistas de la ciudad. Pero lo que realmente destaca del Ayuntamiento es su Reloj astronómico, construido en 1410 y que probablemente es el reloj medieval más famoso y conocido del mundo. Este reloj está compuesto de tres partes: El calendario de Josef Mánes (la esfera inferior y que representa los meses del año, también se pueden ver los signos del zodiaco y el escudo de armas de la Ciudad Vieja); El Reloj astronómico (la esfera superior y su función es representar las órbitas del sol y de la luna); Por último, las figuras animadas (desfile de los doce apóstoles y que se produce cada vez que el reloj marca las horas. Además de los apóstoles también salen cuatro figuras más, el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte). El desfile de las figuras es todas las horas en punto desde las 09:00 a 21:00 h.

 Relojastronomico1 Relojastronomico2 

El horario para subir a la torre del Ayuntamiento es de martes a domingos de 09:00 a 22:00 h. Los lunes es de 11:00 a 22:00 h. El precio para adultos es de 130CZK (5,04 euros) y para estudiantes y niños es de 80CZK (3,10 euros).


13. Recorrer la Calle Celetná:

Esta calle es una de las más antiguas de la ciudad. Su nombre proviene de los bollos de pan trenzados que se horneaban aquí en la Edad Media. Está llena de tiendas, cafés y restaurantes.


14. Llegar hasta la Puerta de la Pólvora (Prasná Brána):

 Puertadelapolvora1

Esta puerta data del S. XI y formaba una de las 13 entradas a la Ciudad Vieja. Su construcción comenzó en 1475 y comenzó a denominarse Torre Nueva. En el S. XVII comenzó a usarse como almacén de pólvora de ahí su actual nombre. La torre se puede visitar y ver una exposición sobre la historia de Praga y sus torres. Tiene el siguiente horario: De noviembre a febrero, todos los días de 10:00 a 18:00 h. Marzo, todos los días, de 10:00 a 20:00 h. De abril a septiembre, todos los días de 10:00 a 22:00 h. Octubre, todos los días, de 10:00 a 20:00 h. El precio para adultos es de 90CZK (3,50 euros). Para estudiantes, mayores de 65 años y niños de entre 6 y 15 años, es de 65CZK (2,50 euros).


15. Contemplar la Casa Municipal:

 Casamunicipal1

Pegada a la Puerta de la Pólvora te vas a encontrar con la Casa Municipal, un precioso edificio art nouveau. Hay posibilidad de hacer un tour guiado para conocer un poco más a fondo la historia de este edificio. La pega de este tour es que sólo se ofrece en inglés y checo, para más info haz clic aquí.


16. Pasear por la Calle de Carlos (Karlova):

Desde la plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské námestí) para llegar a la Calle de Carlos deberás pasar primero por una bonita plaza, que a mi personalmente me encantó por el ambientazo que había, te estoy hablando de Malé Námestí

 Plazamalepraga1

La Calle de Carlos es una estrecha calle peatonal y por donde no te cansarás de pasear. Data del S. XII y formaba parte del camino real que se dirigía al Castillo. A lo largo de la calle podrás ver casas de estilo gótico y renacentista, hoy en día muchas convertidas en tiendas y cafés.

 Callecarlos1

En el cruce de la calle de Carlos con la calle Husova, fÍjate en un grandioso portal flanqueado por unas espectaculares estatuas, es la entrada al Palacio Clam-Gallas, uno de los palacios barrocos más grandiosos de Praga.

 Callecarlos2

Si continuas recorriendo la Calle de Carlos, en un momento llegarás a un punto que se ensancha en lo que parece una plaza, es la confluencia con la calle Seminárská, aquí fÍjate en la bonita fachada del Hotel Aurus.

 Callecarlos3

Pasada esta parte estarás a punto de llegar a la Torre del Puente de la Ciudad Vieja, es decir, la entrada al Puente de Carlos, pero antes te recomiendo visitar el Clementinum.


17. Visitar el Clementinum:

Estamos hablando del segundo complejo arquitectónico más grande de Praga. En el año 1556 el emperador Fernando I llamó a los jesuitas para que lo ayudaran a que los checos volvieran al catolicismo. Los jesuitas establecieron su sede aquí, en lo que era el antiguo monasterio dominico de San Clemente, de ahí el nombre de Clementinum. Con el paso de los años el Clementinum se convirtió en universidad, hoy en día acoge la Biblioteca Nacional. Dentro del complejo destaca la Capilla de los Espejos y la biblioteca barroca. Se puede hacer una visita guiada, en la que te enseñarán la biblioteca, la Sala de los Meridianos y la Torre Astronómica. La pega es que la visita es en inglés. El horario es todos los días de 10:00 a 17:00 h. y las visitas son cada 30 minutos. El precio para adultos es de 220CZK (8,5 euros), los niños y estudiantes 140CZK (5,4 euros).   

En tu paseo por el Clementinum busca la escultura de la "Niña con golondrinas de papel", una pista, está en una de las paredes del patio de la biblioteca.

Clementinum1  Clementinum2 

18. Sobrecogerte el antiguo cementerio judío:

Estás ya en pleno Barrio Judio (Josefov). Durante unos 300 años éste fue el único cementerio donde se permitía enterrar a los judíos. Fundado en el año 1478 y hoy en día conserva prácticamente su dimensión original. Debido a la falta de espacio los entierros debían hacerse unos encima de otros, hasta llegar incluso a apilar hasta doce sepulturas. Aproximadamente hay unas 12.000 lápidas, pero se estima que hay enterradas más de 100.000 personas. El horario de visita es de noviembre a marzo de 09:00 a 17:00 h. y desde abril a octubre de 09:00 a 18:00 h. Los sábados cierra. La entrada es en combinación con la de las sinagogas (a excepción de la Sinagoga Vieja-Nueva) y tiene un precio para adultos de 480CZK (18,6 euros), estudiantes y menores de 15 años 320CZK (12,4 euros). Los niños menores de 6 años no pagan, al igual que sí dispones de la Prague Card.


19. Visitar alguna de las Sinagogas de Josefov:

En el Barrio Judio podrás visitar las 6 sinagogas que aún se conservan:

La Sinagoga Pinkas, fundada en 1479 y ubicada junto a la entrada del cementerio. Hoy en día es un monumento conmemorativo de todos los judíos checoslovacos que fueron encarcelados en el campo de concentración de Tezerín y luego deportados a otros campos. En sus paredes están inscritos los más de 77.000 nombres de aquellas personas que nunca regresaron.

La Sinagoga Klausen, ubicada a la salida del cementerio. Su construcción finalizó en 1694 y su estructura de principios del barroco posee un interior con bóveda de cañón y rica ornamentación. Hoy en día alberga grabados y manuscritos hebreos.

 Sinagoga1

La Sinagoga Alta, construida a partir de 1570, en su origen formaba parte del Ayuntamiento del Barrio Judio. Fue en el S. XIX cuando separaron los dos edificios y se dotó a la sinagoga de una escalera y un acceso desde la calle. Puedes aprovechar para comprar algún recuerdo en una tienda que hay en la parte baja de la sinagoga.

La Sinagoga Maisel, se construyó por primera vez a finales del S. XVI y servia como casa de oración privada del alcalde Maisel. Un incendio, que asoló la Ciudad Vieja en 1689, destruyó esta primera construcción y en su lugar se construyó una nueva sinagoga. Su actual aspecto data de principios del S. XX. En su interior alberga una gran colección de objetos judíos.

La Sinagoga Española, ubicada en donde anteriormente se levantó la primera sinagoga de Praga conocida como la Escuela Vieja. La actual sinagoga data de 1868 y tanto el exterior como el interior poseen una apariencia seudomorisca, de ahí el nombre de "La Española". En su interior alberga una exposición dedicada a la historia de los judíos.

 Sinagoga3

La Sinagoga Vieja-Nueva, es la sinagoga más antigua de Europa y uno de los primeros edificios góticos de Praga. Su construcción data de 1270. Esta sinagoga ha sobrevivido a incendios, demoliciones y otros avatares a lo largo de la historia. Como ya te comentaba antes, la entrada a esta sinagoga debe comprarse por separado.

 Sinagoga2

20. Ver el Convento de Santa Inés de Bohemia:

Fundado en 1234 por la hermana del Rey Wenceslao I. Es uno de los primeros edificios góticos de Bohemia de la ciudad. En el año 1782 fue clausurado y quedó abandonado. Tras una década de restauración se logró recuperar gran parte de su aspecto original y hoy en día alberga un museo.


21. Cruzar a Malá Strana por el Puente de Carlos (Karluv most):

 Praga1


El Puente de Carlos hoy en día es un símbolo de Praga. Recibe el nombre de la persona que mandó su construcción en 1357, Carlos IV. El puente tiene una longitud de 500 metros y 10 de ancho. En sus orígenes y durante mucho tiempo circulan por el carruajes, pero en la actualidad es peatonal. Al puente se accede a través de la Torre del Puente de la Ciudad Vieja, una magnífica torre gótica que se construyó a finales del S. XIV y que formaba parte de las fortificaciones de la Ciudad Vieja.

 Puentedecarlos1

Este puente una la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña (Malá Strana). En el puente destacan las estatuas situadas a ambos lados, muchas son copias, ya que, los originales están entre otros en el Museo Nacional. A lo largo del puente verás a artistas y puestecillos de venta.

 Puentedecarlos2


Una vez cruces el puente estarás en la Ciudad Pequeña (Malá Strana). Malá Strana es de las zonas más antiguas de la ciudad y como te comentaba anteriormente destaca el magnífico estado de conservación de casi todos los lugares de interés que hay en esta zona.


22. Recorrer la Isla de Kampa:

 Islakampa1

Una vez que cruzas el Puente de Carlos, si te vas hacia la izquierda entrarás en la Isla Kampa. Aquí no te puedes perder alguno de los viejos molinos de la Edad Media y por lo que la isla era muy conocida. Uno de estos molinos es el del Gran Prior, con su rueda de más de 8 metros de diámetro.

 Islakampa2

La isla esta llena de restaurantes, muchos de ellos muy muy románticos. Recorrerla es un paseo muy agradable, por su tranquilidad y buena conservación.


23. Ver el muro de John Lennon en la plaza del Gran Priorato:

En la Isla Kampa además de lo que te comenté antes, hay un lugar que merece una visita, es el muro de John Lennon. Este muro se ubica en la plaza del Gran Prior y la encontrarás justo si sigues el puente donde se encuentra el Molino del Gran Prior.
El muro era una protesta pacífica contra el régimen comunista que gobernaba en aquella época y donde la gente escribía frases o consignas. Hoy en día está cubierto de grafitis.

 Murojohnlennon1

24. Ver la Plaza Maltesa:

 Plazamaltesa1

Toma el nombre del Gran Priorato de los Caballeros de Malta, que ocupaba esta zona de Malá Strana. Muchos de los edificios de la plaza empezaron siendo casas renacentistas, pero en los S. XVII y XVIII la aristocracia católica los ocupó convirtiéndolos en flamantes palacios barrocos, como el Palacio Nostitz, el más grande de todos. En la plaza destaca también el Palacio Turba, un atractivo edifico rococó.


25. Pasear por la calle del Puente (Mostecká):

Es la calle que te vas a encontrar justo cuando sales del Puente de Carlos. Pasarás por el viejo arco de la antigua aduana pegado a la Torre del puente de Malá Strana, una bonita torre con pináculos.

 Calledelpuente1

La calle del Puente une el puente con la plaza de Malá Strana y durante más de 750 años fue una de las arterias importantes de la ciudad. En ella encontrarás tiendas, restaurantes, cafés y edificios históricos renacentistas y barrocos, como la casa del Águila Negra o el palacio Kaunic.

 Calledelpuente2

26. Visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria:

En sus orígenes era la iglesia de la Santísima Trinidad y fue el primer edificio barroco de Praga. Su construcción data de 1613. Pasados los años la iglesia pasó a manos de los carmelitas, que le cambiaron el nombre al actual. En el interior podrás ver, dentro de una urna de cristal, el Niño Jesús de Praga, una figura de cera a la que se le atribuyen multitud de curas milagrosas. 


27. Hacer un alto en el camino en los Jardines Vrtba:

Este jardín fue abierto al público en 1998 y es una verdadera joya. Está ubicado prácticamente en el centro del distrito, muy cerquita de la plaza de Malá Strana. El jardín es escalonado y desde la parte alta del mismo se obtienen unas buenas vistas tanto del Castillo, como de Malá Strana. El jardín abre todos los días de abril a octubre, en horario de 10:00 a 18:00 h. La entrada tiene un precio de 65CZK (2,5 euros) para adultos y de 55CZK (2,1 euros) para estudiantes y niños.


28. Llegar hasta la plaza Malá Strana:

 Plazamalastrana2

Corazón del barrio de Malá Strana desde su fundación en 1257. En sus orígenes esta zona era un gran mercado aledaño a la muralla del castillo. Con posterioridad se construyeron varios edificios en medio de la plaza dividiéndola en dos. Prácticamente todos los edificios que la rodean son de la Edad Media, aunque hoy en día están reconstruidos. En la plaza destacan varios edificios, como la espléndida iglesia barroca de San Nicolás, de la que ya te hablé; el Palacio Lichtenstein, con su monumental fachada; el Ayuntamiento de Malá Strana; el palacio Sternberg; el palacio Smiricky, con sus torreones y torres hexagonales; y en el centro de la plaza se alza la columna erigida en honor a la Santísima Trinidad para celebrar el final de la peste en 1713.

 Plazamalastrana1

29. Visitar la impresionante Iglesia de San Nicolás:

 Captura de pantalla 2019 04 29 a las 16.26.11

Está considerada como la iglesia barroca más bonita de la ciudad. La construcción de la iglesia comenzó en 1673, por orden de los jesuitas. Las obras finalizaron completamente en 1752. El interior de la iglesia está repleto de arte, pinturas, esculturas y su propia arquitectura. Se puede subir a la torre de más de 65 metros de altura y desde donde podrás ver el barrio de Malá Strana en todo su esplendor. El horario es de noviembre a febrero, de 09:00 a 16:00 h. y de marzo a octubre, de 09:00 a 17:00 h. El precio para adultos es de 70CZK (2,7 euros), estudiantes 50CZK (1,9 euros). Para los menores de 10 años y con la tarjeta Prague Card, la entrada es gratuita.


30. Recorrer la calle Nerudova:

 Callenerudova1

Saliendo de la plaza de Malá Strana, la calle que conduce hacia el castillo es la histórica calle Nerudova. Lleva el nombre de Jan Neruda, escritor checo del S. XIX. Es una pintoresca y estrecha calle donde podrás ver edictos barrocos como el palacio Thun-Hohenstein, que hoy en día es la embajada de Italia y el palacio Morzin, que es la embajada de Rumanía. Además te recomiendo que te vayas fijando en los emblemas que adornan muchos de los edificios. Antiguamente y hasta que no se introdujo el sistema de numeración de los edificios, éstos se distinguían por emblemas. A medida que vas recorriendo la calle podrás ver emblemas como el del Águila Roja (nº 6), los Tres Violines (nº 12) o el Cisne Blanco (nº 49).  

 Callenerudova2

31. Pasear por la calle Italiana (Vlasská): 

Entre los S. XVI y XVIII, los inmigrantes italianos se establecieron aquí. Muchos de ellos eran artistas y artesanos contratados para trabajar en el castillo. Es una tranquila calle en la que podrás admirar el palacio Lobkowicz, que hoy alberga la embajada de Alemania o el antiguo hospital italiano, que hoy en día alberga la parte de cultura de la embajada italiana. 


32. Subir hasta el Monte Petrín:

Sin duda es uno de los mejores lugares para ver Praga desde lo alto. No tiene mucha altura, poco más de 135 metros sobre el nivel del mar, pero para llegar a él, la mejor opción, si no te apetece caminar, es tomar el funicular desde la calle Újezd. Yo subí a través de sus jardines y te puede decir que es un agradable paseo. En lo alto podrás, a parte de las increíbles vistas, podrás ver la torre Petrín, de 60 metros de altura y con un diseño similar a la Torre Eiffel, pero construida en 1891 para la Exposición Nacional. En lo alto de la torre hay un mirador, al que se llega después de superar 299 escalones en espiral. Prácticamente al lado de la torre está el Laberinto de los Espejos, construido también para la Exposición Nacional de 1891. En el monte también se encuentra el observatorio y restos de la Muralla del Hambre, construida entre 1360 y 1362. Se la conoce como la Muralla del Hambre porque el rey encargó su construcción para dar empleo a los pobres durante la época de hambruna que asoló la ciudad en el S. XIV.


33. Visitar el Castillo de Praga:

 Castillopraga1

Construido en el S. IX es el castillo más grande del mundo. A pesar de los incendios e invasiones, el castillo ha podido conservar iglesias, capillas, salones y torres de cada periodo de la historia. El castillo está formado por palacios y edificios conectados por callejones y callejuelas. A principios del S. XX el castillo pasó a ser la residencia del presidente de la república y en la actualidad el presidente tiene aquí su despacho. El castillo abre con el siguiente horario: De noviembre a marzo, todos los días de 06:00 a 23:00 h (los monumentos de 09:00 a 16:00 h.). De abril a octubre, todos los días de 05:00 a 00:00 h (los monumentos de 09:00 a 18:00 h.). El precio para adultos es de 250CZK (9,7 euros) o 350CZK (13,6 euros), dependiendo de la duración. Menos de 16 años, mayores de 65 años y estudiantes de 125CZK (4,8 euros) a 175CZK (6,8 euros). Con la Prague Card es gratuito.

Dentro del castillo no te puedes perder:

Las Puertas del Castillo: Coronadas por réplicas de las estatuas de gigantes del S. XVIII.

 Castillopraga3 Castillopraga2 

Galería de Pintura del Castillo: En las antiguas caballerizas se exhiben pinturas del renacimiento y barroco.

Catedral de San Vito: Símbolo de Praga y el monumento más significativo, su construcción comenzó en 1344 y arquitectos y artistas de los S. XIX y XX finalizaron la catedral. Dentro alberga las joyas de La Corona y la tumba de San Wenceslao. Te recomiendo recorrer su interior y ver sus vidrieras, su rosetón, las capillas laterales y pararte un buen rato en la capilla se San Wenceslao. Ver el presbiterio, la cripta y el oratorio real.

 Castillopraga4 Castillopraga5 

Torre de la Pólvora: Construida en 1496, en sus orígenes fue empleada como almacén de pólvora y fundición de campanas, en la actualidad alberga un museo.

Palacio Real: Construido en el S. IX, fue residencia de los príncipes bohemios. No te pierdas el impresionante Salón de Ladislao, la escalera de los jinetes, la sala de la Dieta y la capilla de Todos Los Santos.

 Castillopraga6 Castillopraga7 

Convento de San Jorge: Fundado en el año 973 y clausurado en 1782, para convertirlo en cuartel. Entre los años 1962 y 1974 se restauró para convertirlo en museo y donde alberga colecciones de la Galería Nacional.

Basílica de San Jorge: Fundada en el año 975 y hoy en día es la iglesia románica mejor conservada de la ciudad.

Callejón de Oro: Es una pequeña, estrecha y pintoresca calle dentro del castillo. Su nombre proviene de los orfebres que la habitaron en el S. XVII. La callejuela está repleta de casitas de colores que hoy en día albergan tiendas de artesanía y souvenirs.

 Castillopraga8 Castillopraga9 

Torre de Dalibor (Daliborka): Construida en el S. XV, sirvió como prisión y el nombre proviene del primer preso que acogió. Dejó de funcionar como prisión en 1781. Hoy en día se pueden visitar parte de las mazmorras.

Para más info sobre el castillo haz click aquí.


34. Intentar no quedarte atrapado en la calle más estrecha de Praga:

 Calleestrechapraga1 Calleestrechapraga2 

Situada en el distrito de Malá Strana y muy cerca del Museo de Kafka, la calle Kozeluzsca, es la calle más estrecha de la ciudad, siendo su punto más estrecho de 77 centímetros. La calle te lleva al bonito restaurante Certovka, con unas vistas increíbles del río Moldava. La calle es tan estrecha que está regulada por un semáforo, que controla el acceso e impide aglomeraciones. 


35. Ir a una obra del Teatro Negro: 

No te vayas de Praga sin asistir a una representación del teatro negro. Te aseguro que no te arrepentirás. El teatro negro se basa en que el ojo humano es incapaz de distinguir el color negro sobre negro, por lo que los actores van completamente vestidos de negro y actúan sobre un fondo negro. Verás sólo lo que te quieran mostrar, objetos iluminados que se irán moviendo por el escenario. No te preocupes por el idioma, ya que, las obras son mudas y sólo hay música de fondo. Hay varios teatros que ofrecen funciones especialmente por el distrito de la Ciudad Vieja. Los precios rondan los 20 y 30 euros.


Pues esto es todo, espero que te haya gustado el post y sobre todo espero que te sirva de ayuda a la hora de planificar tú visita a Praga. 

Si tienes alguna pregunta o duda, ponte en contacto conmigo a través de El Tomavistas.


 Inicio

 

 

 

 

 

 

 

Last modification: Sáb 4 May 2019
DESCUENTOS

336X280

COLABORACIONES

 

 Sello viajero Logo MadTB 2  faada bloggers

©Copyright El Tomavistas: viajando fetén. Todas las fotografías de esta web son propiedad del autor y no se pueden reproducir, modificar o utilizar.