¿Te apetece perderte por las callejuelas de un casco viejo impresionante, donde cada rincón cuenta una historia? ¿Disfrutar de una rica gastronomía local, donde el pintxo destaca por encima de todo? Entonces tu ciudad es Bilbao, una ciudad que merece mucho la pena ser descubierta.

Bilbao es la capital de Vizcaya y la ciudad más poblada del País Vasco. La ciudad se extiende a lo largo de la ría de Bilbao o del Nervión y está rodeada por montañas, que le han servido de frontera natural a lo largo de la historia.

Si tienes previsto visitar Bilbao, estás en el sitio indicado. En este artículo te vamos a hablar de nuestra visita a esta vibrante ciudad, de los lugares imprescindibles que no te debes perder y de un montón de cosas más, para que tu visita sea fetén.

Bilbao

Bilbao es una ciudad vibrante con mucho que ofrecer al visitante. A continuación te contamos alguna de las razones por las que nos decidimos visitar esta ciudad:

  • Cultura y arte: Destacar por encima de todo, el Museo Guggenheim. Una obra de arte de la arquitectura moderna.
  • Arquitectura: Además, del ya mencionado Guggenheim, en Bilbao podrás ver muchos ejemplos de arquitectura industrial.
  • Historia: Recorrer el casco viejo de la ciudad y perderse por sus laberínticas calles llenas de historia.
  • Gastronomía: No podía faltar entre las principales razones para visitar Bilbao, su gastronomía. La ciudad es conocida por sus famosos pintxos, que los podrás disfrutar en los bares, tabernas y restaurantes de la ciudad.

Para llegar a Bilbao, tienes varias opciones de transporte que te comentamos a continuación:

En coche, que es como llegamos nosotros. Te da la libertad de visitar los alrededores de Bilbao. El único problema es a la hora de aparcar. En el centro es casi imposible, por eso te recomendamos alojarte en hoteles que te ofrezcan parking (a poder ser gratuito), o en zonas cercanas al centro, donde encontrar un lugar de aparcamiento es mucho más fácil.

En avión, ya que, el aeropuerto de Bilbao ofrece vuelos directos a varias ciudades españolas y más de veinte destinos en Europa.

En autobús, Bilbao está conectada con numerosos destinos nacionales e internacionales.

En tren, también podrás llegar a la ciudad, desde diferentes puntos nacionales. No es el medio más rápido, pero también es una muy buena opción para llegar a Bilbao.

Bilbao es una ciudad relativamente pequeña, además lo más visitable de la ciudad se concentra en una zona, por lo que nuestra recomendación es que visites la ciudad a pie. De todas formas, y como decimos siempre, que no todos somos iguales, a continuación te indicamos las mejores formas de moverse por la ciudad:

Nosotros, aunque visitamos muchos lugares caminando, decidimos hacernos con una tarjeta Barik, que te da acceso al transporte público de la ciudad, sin necesidad de tener que andar buscando dinero suelto para comprar un billete. También tienes, a parte de la Barik, la Bilbao Bizkaia Card que, te da acceso a un amplio abanico de descuentos. Las podrás adquirir en las Oficinas de Turismo o reservarla on-line.

Los medios de transporte que operan en Bilbao son los que te indicamos a continuación:

  • Metro: Te permite desplazarte por toda la ciudad e incluso llegar a varias localidades importantes como, Santurce o Portugalete.
  • Tranvía: Los tranvías efectúan el recorrido Bolueta-La Casilla, con un trayecto central que vertebra el área de Abandoibarra, con paradas frente al Arriaga, el Guggenheim o San Mamés.
  • Autobús: Te permite moverte por toda la ciudad y parar en todos los lugares de interés. Vas a encontrar una gran cantidad de líneas, consúltalas aquí.
  • Bicicleta: En Bilbao vas encontrar un servicio de préstamo automático de bicicletas y numerosas empresas de alquiler.
  • Funicular de ArtxandaTe permite subir al monte Artxanda, desde donde podrás contemplar una de las mejores y más hermosas vistas de la ciudad.
  • En barco: También tienes la posibilidad de moverte en Barco, siguiendo el cauce de la ría. Es una forma diferente de conocer Bilbao.

A continuación te mostramos nuestros quince imprescindibles que ver o hacer en Bilbao durante un día o dos. A todos los sitios podrás llegar andando o en transporte público, por lo que te recomendamos no descartar ninguno, sea cual sea tu medio de transporte:

El primer sitio que te proponemos visitar en Bilbao, es como no, el Museo Guggenheim, una emblemática obra de la arquitectura contemporánea diseñada por Frank Gehry.

Museo Guggenheim, Bilbao

El museo se inauguró en octubre del año 1997, y gracias a él se puede decir que Bilbao tuvo una revitalización urbanística impresionante.

Aunque por falta de tiempo no entre en tus planes visitar este museo, te recomendamos llegar hasta aquí, para poder disfrutar de su increíble y arriesgada arquitectura, la cual, ya te avisamos, no te va a dejar indiferente.

  • El horario de visita es de martes a domingo, de 10:00 a 19:00 h. En Semana Santa y verano (17 junio a 22 septiembre), el museo cierra a 20:00 horas.
  • El museo permanece cerrado el 25 de diciembre y el 1 de enero. Durante los días 24 y 31 de diciembre, cierra a 17:00 horas.
  • Si quieres visitar el museo, te recomendamos reservar con antelación, así evitaras largas esperas.
  • Con la entrada se incluye el audioguía. Lleva unos auriculares, por si no te los proporcionan con el audioguía.
  • El tiempo estimado de la visita es de al menos dos horas.
Pupy, Bilbao

Por los alrededores del museo podrás ir viendo diferentes obras como la «Maman» de Louise Bourgeois, una fascinate escultura que hace referencia a la maternidad y a la madre del autor. Pero, seguro que la que más te va a sonar es Puppy, una escultura de Jeff Koons, construida en 1992, de un perro West Highland Terrier, de trece metros de alto y cubierto de flores.

Maman, Bilbao
«Maman» y justo detrás el Puente de La Salve

También en los alrededores del museo, no te va a pasar desapercibido el Puente de La Salve, sus murales y su estilo seguro que sabrás disfrutarlos. Además, es un muy buen lugar para fotografiar el Guggenheim.

Sin lugar a dudas, otro de los lugares que no te puedes perder en Bilbao es la zona del Casco Viejo.

Esta zona, con sus famosas Siete Calles Históricas, es un lugar lleno de encanto y de mucha tradición entre turistas y bilbaínos. Cada rincón, cada cruce, cada esquina del Casco Viejo guarda una historia.

Te recomendamos recorrerlo con tranquilidad, observando cada detalle, aprovechando para colarte en alguna de sus históricas tabernas a degustar algún pintxo. Pasea por la calle Somera, la más antigua, era el corazón del viejo Bilbao, y donde antiguamente había un sinfín de posadas y tiendas. Recorre la calle Artekale, hogar de los artesanos y carpinteros.

Pasea también por las calles Tendería, Carnicería Vieja, donde se encontraba el primer matadero de la ciudad, y la calle Belosticalle, más conocida como la Pescadería, ya que antiguamente era el mejor lugar para comprar pescado fresco. Estas tres últimas calles desembocan en la Catedral de Santiago, de la que te hablaremos más adelante.

Párate un buen rato delante de la pequeña estatuilla de la Virgen de Begoña, en la calle de la Pelota. Esta imagen de la virgen se ubica en el Palacio Yohn, o como se le conoce en Bilbao La Bolsa, un edificio urbano adosado, orientado a tres calles del Casco Viejo. Tras varios años sin uso y después de las pertinentes reformas, se ha reciclado como centro cultural.

Casco viejo, Bilbao
Curiosidad:

El nombre de “La Bolsa” parece venir de una posible “bolsa de contratación de mercaderes” o, simplemente, de un comercio que se estableció con ese apelativo en su planta baja.

Pásate por la calle del Perro, y párate a ver la famosa Fuente del Perro, antaño llamada los chorros de San Miguel. Inspirada en el arte clásico, imita un templete, y la pila, un sarcófago.

Bilbao

Por último, déjate caer por la bonita Plaza de Miguel Unamuno, llena de terrazas donde poder hacer un alto en el camino, y donde comienza la conocida escalinata que te lleva a la Basílica de la Virgen de Begoña.

Casco Viejo, Bilbao

Es el centro neurálgico del Casco Viejo, de ahí que la pongamos en un punto aparte. Se construyó en el S. XIX, de estilo neoclásico con forma rectangular con dieciocho arcos en dos de los lados y quince en los dos restantes. Se inauguró en 1851.

Plaza Nueva, Bilbao

La plaza tiene cinco accesos, cuatro de ellos pertenecen al proyecto inicial, y el quinto lo realizaron con posterioridad, aprovechando la brecha que se abrió después de un bombardeo durante la Guerra Civil, siendo en la actualidad el acceso principal.

Curiosidad:

En 1871, el rey de origen italiano Amadeo de Saboya visitó Bilbao. Para homenajearlo, no se les ocurrió mejor cosa que llenar la Plaza Nueva de agua, taponando todos los accesos, se trajeron góndolas y numerosos ciudadanos se disfrazaron de gondoleros simulando una escena propia de Venecia.

Éste es otro buen lugar para hacer un alto en el camino y sentarse en alguna de las muchas terrazas que llenan la plaza.

En pleno centro del Casco Viejo, en la Plaza de Santiago, encontrarás la Catedral de Santiago. Es el templo gótico más grande de Vizcaya y está consagrada al patrón de la ciudad, el Apóstol Santiago.

El edificio actual sucedió a otros dos anteriores en el mismo emplazamiento y con la misma advocación. El primero era anterior a 1300, fecha de la fundación de la villa y disponía de una necrópolis exterior situada en torno al muro de cabecera. El segundo templo fue básicamente una ampliación del anterior, obligada ante el crecimiento demográfico del núcleo urbano. Este segundo templo fue efímero, ya que en 1374 quedó arrasado en un incendio.

Las obras de la catedral que podemos ver hoy en día, comenzaron a finales del S. XIV, hacia 1397, conforme a un estilo gótico clásico, las obras fueron prolongándose lentamente durante un siglo.

  • La catedral abre todos los días de 10:00 a 20:00 h. Durante los meses de Julio y agosto, abre hasta las 21:00 h.
  • La visita incluye audioguía.
  • Además, se puede visitar el claustro de la catedral.
  • La entrada a la Catedral de Santiago incluye también la visita a la iglesia de San Antón.

La iglesia de San Antón, construida a fines del S. XV, no es la más antigua de Bilbao, pero sí la más popular, ya que su historia está estrechamente relacionada con la de la villa, al estar junto al mercado, al Ayuntamiento, al Consulado y al puente del mismo nombre, sobre la ría que permitía los accesos y las comunicaciones.

Bilbao
Vista de la iglesia y en primer plano el puente de San Antón
  • El horario de visitas es el siguiente: Días laborables, de 10:30 a 12:30 h. y de 17:30 a 20:00 h. Días festivos, de 10:30 a 14:00 h. y de 17:00 a 20:00 h ¡OJO! Durante la celebración del culto, no se podrá visitar la iglesia.

El puente actual de San Antón es de principios del S. XX, es también conocido como puente de Atxuri, que une el Casco Viejo con Bilbao La Vieja.

Curiosidad:

El Puente Antiguo de San Antón, forma parte del escudo de Bilbao. El puente viejo era anterior a la Carta Fundacional de Bilbao (1300), y fue reconstruido en el año 1602.
Pablo de Alzola y Ernesto Hoffmeyer construyeron un segundo puente en 1877, pero fue destruido durante la Guerra Civil, en 1937.

Pegado a la iglesia de San Antón, te vas a encontrar con el espectacular Mercado de la Ribera. Se empezó a construir en 1928, sobre la antigua plaza donde se juntaban los mercaderes de la época, y fue inaugurado el 22 de agosto de 1929.

Tras las fatales inundaciones de 1983, el mercado tuvo que ser completamente reconstruido, aprovechando para instalarle, en la tercera planta, una hermosa vidriera de colores con el escudo de Bilbao.

Curiosidad:

El Mercado de La Ribera tiene la misma protección del Casco Viejo de la Villa como Conjunto Histórico-Artístico de carácter nacional.

El Mercado de la Ribera, aparte de su bella arquitectura, ofrece al visitante una gran variedad de alimentos frescos, fruta y embutidos. Además, es una de las mejores zonas donde comer en Bilbao, aquí podrás disfrutar de los pinchos vascos en los puestos de la planta baja.

  • El mercado abre sus puertas todos los días de 09:00 a 23:00 h.

Pegado al Puente del Arenal y puerta de entrada al Casco Viejo, se ubica el bello Teatro Arriaga, monumento histórico.

Teatro Arriaga, Bilbao

Inspirado en la Ópera de París, fue obra del arquitecto municipal Joaquín Rucoba y se inauguró en 1890. En 1902 recibió el nombre de Arriaga en honor al músico bilbaino, Juan Crisóstomo Arriaga, conocido como el Mozart español, gracias a su increíble talento, ya que, a los 13 años compuso su primera ópera y poco antes de cumplir los 20 años murió de tuberculosis.

Hoy en día, el Teatro Arriaga acoge de forma continuada la programación de teatro y música de la ciudad.

Curiosidad:

Como otros edificios del Casco viejo bilbaíno, el Teatro Arriaga sufrió serios daños con las inundaciones de 1983.
  • Se pueden hacer visitas guiadas al teatro. Tienen una duración de cincuenta minutos aproximadamente y el aforo es de treinta personas. Si estás interesado en hacer una visita guiada al teatro, puedes reservar tu entrada aquí.
Estación de la Concordia, Bilbao

La estación de Bilbao Concordia, también llamada estación de La Concordia y conocida por los bilbaínos como estación de Santander, se ubica justo enfrente del Teatro Arriaga, pero al otro lado de la ría. Es contigua a la estación de Abando Indalecio Prieto, a la cual te recomendamos entrar para poder admirar su espectacular vidriera.

Curiosidad:

El nombre de Concordia lo toma la estación del lugar donde se ubicó, en donde existían unos pabellones en donde se realizó una reunión muy numerosa que acabó con acuerdo, con «concordia», pasándose a denominar de esa forma el lugar de forma popular.

Inaugurada en 1898 como cabecera este del ferrocarril de Bilbao a Santander, y concluida en 1902, es un edificio singular de estilo modernista, y está considerada una de las joyas arquitectónicas de la ciudad.

Su fachada y característico rosetón son, junto con el teatro Arriaga, puntos referentes de la zona del Arenal bilbaíno, y está considerada como uno de los patrimonios más genuinos del Bilbao de la Belle Époque.

Puente Zubizuri, Bilbao
Vista del Puente Zubizuri, desde el paseo

Una de las mejores actividades que se pueden hacer en Bilbao es pasear por la orilla de la ría.

  • Nosotros te recomendamos recorrer el tramo que va desde más o menos la altura del Estadio de San Mamés hasta el Puente del Arenal.

Durante el recorrido que te proponemos por la ría de Bilbao, podrás ver lugares tan interesantes como la Torre Iberdrola, el Museo Guggenheim, del que ya te hemos hablado, el puente de La Salve, la bonita escultura de Las Amarraderas, el puente Zubizuri, también conocido como puente peatonal del Campo de Volantín, aunque popularmente llamado puente de Calatrava, ya que fue quien lo diseño. Este puente fue inaugurado en 30 de mayo de 1997.

Bilbao

Si te da tiempo, no dejes de pasear por la otra orilla de la ría, por el conocido como Paseo del Arenal. Un paseo, que los días de mucho sol, viene de perlas gracias a la esplendida sombra que brindan los árboles presentes en todo el paseo.

El monte Artxanda, es uno de los muchos montes que rodea la ciudad. Hoy en día es una de las zonas de ocio más concurridas de Bilbao.

Curiosidad:

A finales del S. XIX y primeros años del S. XX, muchos bilbaínos utilizaban el monte Artxanda como lugar de esparcimiento y diversión, creándose en el entorno un casino y diversos “ txakolis “ donde la gente disfrutaba de su tiempo de ocio.

Para llegar al monte y poder disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad, te recomendamos subir en el conocido Funicular de Artxanda.

Curiosidad:

El 7 de Octubre del 1915 se realiza el primer viaje en el funicular, siendo alcalde de la Villa Don Benito Marco Gardoqui.

La estación del funicular se encuentra en la Plaza del Funicular, a pocos minutos andando del Puente Zubizuri. Aquí es desde donde sale y donde se encuentra la taquilla para comprar los tickets.

Entrada al funicular de Artxanda, desde la Plaza del Funicular
  • Para consultar horarios y precios, haz clic aquí.
  • El primer sábado del mes se realizan visitas guiadas, con una duración de una hora y media. La visita es gratuita con el ticket del funicular. Puedes reservar la visita aquí.

Una vez llegas a la cima del monte Artxanda, dirígete al mirador para poder disfrutar de una de las mejores vistas tanto de Bilbao, como de la ría.

Pero ¡Ojo! que el monte Artxanda no es solo vistas, aquí podrás disfrutar de la gastronomía o del «anillo verde de Bilbao», otros de los muchos atractivos que guarda esta zona verde de la ciudad. Artxanda es uno de los pulmones verdes más importantes de Bilbao, un parque de más de cien años de antigüedad.

Más conocido como la Alhóndiga Bilbao, está ubicado en pleno centro de la capital vizcaína, y es uno de los edificios más representativos de la ciudad.

Este antiguo almacén de vino, diseñado en 1909, es en la actualidad un espectacular centro cívico polivalente dedicado al ocio y la cultura. El Azkuna es un espacio innovador, multidisciplinar y lleno de vida, en el que tienen cabida el conocimiento, las representaciones culturales de diversa índole, la actividad física y la diversión.

Bilbao
Bilbao

Entre los elementos que más llaman la atención en su interior, destacan las cuarenta y tres columnas diseñadas por Starck y elaboradas bajo la supervisión del escenógrafo italiano Lorenzo Baraldi.

El centro cuenta con una mediateca; un centro de actividad física; una piscina, en la terraza, y parte es visible desde el interior del edificio; una sala de exposiciones; un auditorio; salas de cine; una sala polivalente; restaurantes; cafeterías y varias tienda.

Se trata de un templo gótico que combina varios estilos arquitectónicos. Su construcción comenzó a principios del S. XVI, en lo alto de una colina, donde había aparecido una imagen de la virgen. Más de un siglo después, finalizaron las obras de la Basílica de Begoña, en honor a la patrona de Vizcaya.

Basílica de la Virgen de Begoña, Bilbao

Hoy en día se conoce a la Basílica como la Amatxu, ya que para los bilbaínos es toda una tradición, y ya desde siglos atrás, los marineros le pedían suerte y protección.

  • Puedes llegar hasta aquí, de varias formas posibles. Nosotros, como después de la visita queríamos ir a conocer el Puente Colgante de Portugalete, fuimos en coche, pero ya te decimos que según la hora y el día es difícil aparcar.
  • La mejor opción es ir andando. Desde el Casco Viejo, no te llevará más de veinte minutos, lo malo, es que tendrás que subir a través de trescientos veintitrés escalones, para llegar a la colina de Begoña.
  • También tienes la opción de llegar en metro. Tendrás que bajarte en la estación de Santutxu, y luego caminar unos diez minutos.
  • Por último, tienes la opción del autobús, bajando en la parada de Zumalakarregi, y luego caminar tres minutos aproximadamente.

Uno de los lugares de mayor interés por la zona nueva de Bilbao es el nuevo estadio de San Mamés. Aquí es donde juega sus partidos, como local, el Athletic Club de Bilbao, y es conocido en toda España como la Catedral del Fútbol. También se le conoce como, la casa de “los leones”.

Estadio San Mamés, Bilbao
Curiosidad:

El nuevo San Mamés, fue inaugurado en 2013, y es el sucesor de uno de los campos más míticos, icónicos y con más historia del fútbol español, el «viejo» San Mamés.

Te recomendamos que por lo menos lo visites por fuera, ya que su arquitectura es espectacular y llama mucho la atención. Nosotros hemos tenido la suerte de poder verlo por dentro, pero no para ver un partido del Athletic, sino para ver varios partidos de rugby.

De todas formas, si vas con tiempo, hay diferentes tours, con guía o de forma individual con audioguia. Si necesitas más información de estos tours, haz clic aquí.

También conocido como Puente Colgante de Portugalete, es una de las construcciones más singulares de las que disfrutar en los alrededores de Bilbao.

Puente Vizcaya, Bilbao

Está ubicado en la parte final de la Ría de Bilbao, y une el barrio de Las Arenas (Getxo) y Portugalete.

Curiosidad:

Su construcción se remonta a la época de la Regencia de María Cristina a finales del S. XIX, cuando el arquitecto Alberto de Palacio y el ingeniero-constructor Ferdinand Arnodin, discípulo directo de Eiffel, idearon la manera de unir las dos orillas de la ría de Bilbao sin interrumpir el tráfico marítimo.

El 28 de julio de 1893 se inauguró este monstruo de hierro de más de sesenta metros de altura. Más de un siglo después, el 13 de julio de 2006, el Comité Mundial de la UNESCO decidió declarar al Puente Vizcaya Patrimonio de la Humanidad.

Son varias las formas de como cruzar a través de este puente colgante:

  • Pasarela peatonal: Es la manera que te recomendamos, ya que primero deberás subir en un ascensor panorámico hasta la pasarela peatonal, situada a 50 metros de altura, y desde la cual las vistas son espectaculares. Para conocer los horarios y precios, haz clic aquí.
  • Barquilla: Está colgada de un carro de treinta y seis ruedas, de veinticinco metros de longitud y que se desplaza a lo largo de la vía horizontal. Puede transportar vehículos y pasajeros. La actual, es la quinta barquilla y data de 1998. Abre todos los días, veinticuatro horas.
  • El Puente Colgante o Puente Vizcaya puede visitarse con un guía profesional, para más información haz clic aquí.
Santurce, Vizcaya
Puerto pesquero de Santurce

Otro de los mejores planes que puedes hacer en los alrededores de Bilbao, es ir a comer a la cercana localidad de Santurce (Santurtzi).

Es uno de los mejores lugares para poder degustar alguna pieza de pescado fresco. Nosotros fue lo que hicimos, además dimos un paseo por su pequeño puerto pesquero.

Hay muchos restaurantes donde elegir, nosotros nos decantamos por el Restaurante Suharri, justo al lado del puerto pesquero. Buen sitio, con un personal encantador y comida de calidad.

Santurce, Vizcaya

Para finalizar, te dejamos, en el siguiente mapa, las direcciones exactas de todos los sitios mencionados en este artículo:

Si no te apetece descubrir Bilbao por tu cuenta, haciendo clic en la foto podrás reservar un Free Tour ¡Gratis! por la ciudad. Además, tienes muchas más actividades (excursiones, tours, visitas guiadas, etc), para hacer por la ciudad, que también podrás reservar ¡Anímate!

¿Qué vas a hacer en Bilbao?

Esto ha sido todo ¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Incluirías Bilbao en un recorrido por el País Vasco? Esperamos que con este artículo te hayas podido hacer una pequeña idea sobre cómo es esta bonita ciudad.

¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Shares