¿Te imaginas pasear por playas salvajes y desiertas, recorrer pueblos y aldeas con encanto, empaparte de leyendas y mitos, alucinar de una belleza paisajística sin igual, disfrutar de fiestas y ferias diferentes, y degustar una gastronomía variada y de calidad? Pues entonces no te lo pienses, tu destino es: la Costa da Morte.

¿Dónde se encuentra la Costa da Morte?

La Costa da Morte ocupa una zona del noroeste del litoral de la provincia de A Coruña, dando cara al Océano Atlántico.

Poco más de 50 kilómetros separan la ciudad de A Coruña de la Costa da Morte, y poco más de 60 kilómetros de Santiago de Compostela.

Mapa de la Costa da Morte

Recorrido de 2 días por la Costa da Morte

El recorrido que te proponemos a continuación es para hacerlo en coche, ya que ésta zona está plagada de carreteras secundarias y solitarias, ideales para recorrerlas de esta forma ¡Empezamos!

Malpica

Esta localidad gira entorno a su puerto, dirígete, por tanto, en primer lugar hasta allí. En el puerto podrás respirar ese ambiente marinero tan característico y observar claramente como la población creció a su alrededor. Las casas están prácticamente colgadas hacia él.

Malpica

Recorre y déjate perder por las estrechas callejuelas pegadas al puerto. Desde la Praza do Cruceiro llega a la parte alta de Malpica y disfruta de la vistas que obtendrás desde el Mirador da Cerca.

Para finalizar, no te vayas de Malpica sin visitar la Praia de Area Maior, un bonito arenal en pleno centro del pueblo.

Laxe

Laxe es uno de los pueblos costeros más bonitos de la costa gallega. Situado en el centro geográfico de la Costa da Morte, en la Ría de Corme y Laxe.

Cuenta con una preciosa playa de unos 2 kilómetros de extensión en pleno pueblo, siendo la playa urbana más amplia de la Costa da Morte. Un paseo marítimo la bordea, y en el extremo mas al norte se ubica su típico puerto pesquero.

Para conocer el pueblo lo mejor es dejarse llevar, pasear por sus estrechas callejuelas, como la Rúa Real, Rúa Xuventude, Rúa Panaderás o Rúa Pracer, y por sus plazas, como la de Ramón Juega que mira al mar.

En Laxe también destaca: el Museo del Mar, la Casa do Arco, la Iglesia de Santa María da Atalaia, del S. XV, y la Capilla de Santa Rosa.

Praia dos Cristais (Playa de los Cristales)

Situada a menos de 1 kilómetro de Laxe, recibe este nombre por ser un depósito natural de pequeños vidrios de colores perfectamente pulidos por el mar. Fue el propio mar el que trajo estos vidrios desde un antiguo vertedero situado en la zona.

Playa de los Cristales de Laxe

Es una playa muy pequeña, y si vas pensando en pasar un día de playa aquí, te habrás equivocado. La gente va a hacer la foto y listo. Nosotros te recomendamos que no te limites sólo a la foto. Baja a la playa, toca los cristales (por favor, no te los lleves), e intenta desconectar del mundo por un instante.

Para llegar a la playa hay que dejar el coche en un aparcamiento que hay aproximadamente a 300 metros. A la ida es todo en bajada, así que tenlo en cuenta para la vuelta.

POR FAVOR, NO TE LLEVES CRISTALES DE LA PLAYA

Faro de Laxe

Desde el aparcamiento de la Praia dos Cristais, si sigues la carretera llegarás al Monte da Insua, en cuya punta se situa el Faro de Laxe. Hasta aquí podrás llegar sin problemas con el coche.

Faro de Laxe

El faro se construyó en 1920, exactamente igual que el Faro de Roncudo, formando un sencillo cilindro recubierto de azulejos blancos.

Cerca del faro se encuentra la escultura de bronce ‘A Espera‘, un homenaje a todos los hombres del mar y a sus mujeres, que esperan impacientes su llegada a puerto.

Escultura "A Espera", Laxe

Desde aquí las vistas son espectaculares. En días claros y sin niebla (a nosotros nos tocó niebla) podrás ver toda la Ría de Corme-Laxe, el Penal de Veo y la duna de Monte Branco.

Si tienes tiempo, puedes preparar un picnic en la zona habilitada para ello, pegada al faro y en un entorno privilegiado.

Camelle

Perteneciente al municipio de Camariñas, Camelle es un pequeño pueblo pesquero que esconde un encanto especial.

El principal atractivo turístico de Camelle es la historia y el museo de Manfred Gnädinger, también conocido como Man, un pintor, filósofo y escultor alemán que vivió y murió como un vagabundo de la naturaleza en Camelle, entre los años 1936 y 2002.

Museo Man de Camelle

Este museo se divide en 2 zonas: Museo «Jardín de Man» y el Museo propiamente dicho.

El «Jardín de Man» es el lugar donde se estableció Man. Aquí podrás ver dónde y cómo vivió, y muchas de sus esculturas al aire libre. Para llegar hasta aquí deberás pasar el puerto pesquero y continuar 300 metros dirección al dique.

Jardín Museo de MAN, Camelle

Es importante que no accedas al recinto del Jardín, desde el propio dique podrás verlo perfectamente. Respeta el legado de este hombre tan singular.

El Museo de Man se encuentra justo al comienzo del Paseo Marítimo, viniendo del Jardín (no tiene pérdida).

Museo MAN, Camelle

El Museo se inauguró el 5 de junio de 2015, con el objetivo de proteger, conservar y difundir la colección artística y personal de Man. En el Museo se puede ver la obra de Man a través de autorretratos, fotografías, objetos personales, libros y muchas de las obras que el artista guardaba en su pequeña casa.

  • La entrada al museo tiene un coste de 1 euro, siendo gratis para los niños menores de 8 años. Tiene un horario de 11:00 a 14:00 h. y del 17:00 a 19:00 h. (20:00 en los meses de verano). Cierra el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Camariñas

Camariñas ocupa una península bañada por el océano Atlántico y por las tranquilas aguas de la ría que comparte con el municipio vecino de Muxía.

Camariñas es un pueblo marinero conocido por sus encajes de bolillos y su riqueza natural y ambiental.

Camariñas

Hablando de los encajes de bolillos, te recomendamos visitar el Museo del Encaje. Creado en 1996, es testimonio excepcional de la supervivencia de las artes y oficios populares, siendo un exponente de la tradición que permanece casi en sus contextos originales. A través de una exposición permanente se quiere recuperar la memoria histórica, conservarla y difundirla.

  • La Muestra de Encaje de Camariñas, reconocida como Fiesta de Interés Turístico, es una feria internacional que se organiza cada Semana Santa.

Cabo y Faro Vilan

A poco más de 5 kilómetros de Camariñas se sitúa el Faro Vilán, uno de los lugares a visitar en Camariñas.

El naufragio de un acorazado inglés en 1890 en Punta do Boi, aceleró la construcción del actual faro y su paso a categoría de primer orden, consiguiendo su luz alcanzar las 60 millas (97 km). La catástrofe también motivó que fuera el primer faro electrificado de España, en el año 1896. Justo enfrente, aun puedes ver el conocido como “Faro Vello”.

Faro Vilan

Este es uno de los faros más característicos de la Costa da Morte. El enclave natural en el que se asienta es espectacular. De hecho, Cabo Vilán fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1933.

Este es un «faro abierto» en todos sus sentidos. Podrás visitar las salas de exposición, en las que siempre hay una muestra, y el Centro de Interpretación de los Naufragios de la Costa da Morte, donde puedes ver un recorrido simulado hasta la linterna. También encontrarás una cafetería.

  • Horario lunes a domingo: de 11:00 a 14:00 h., y de 15:30 a 19:00 h.

Muxia

Es una villa marinera por excelencia. Situada en pleno corazón de la Costa da Morte, Muxía ofrece al visitante esa tranquilidad y descanso que todos buscamos.

La zona, en la que abundan los grandes acantilados, ha sido testigo de numerosos naufragios y tragedias marítimas a lo largo de su historia.

  • Muxía fue una de las localidades más afectadas por el vertido del petrolero Prestige.

Muchos son los motivos por los que los visitantes visitan esta villa, además de su vínculo con el Camino de Santiago, reforzado por las leyendas, el enclave cuenta con el bello santuario de A Nosa Señora da Barca y del propio conjunto pétreo de A Barca, objeto de culto mágico-religioso.

  • La historia cultural de Muxía va ligada al Santuario de A Barca y a las Piedras de su entorno.

Santuario da Virxe da Roca

Situado a poco más de 1 kilómetro del Muxía (te recomendamos ir dando un paseo), se encuentra el Santurario da Virxe da Roca. De camino puedes hacer una parada en la Iglesia de Santa María de Muxía, del S. XIII.

Santuario da Virxe da Roca
Santuario da Virxe da Roca

El Santuario es objeto de culto mágico-religioso a lo largo de los siglos, y de veneración para los miles de peregrinos que recorren el Camino Xacobeo de Santiago a Muxía-Fisterra.

  • Curiosidad: Cuenta la leyenda que este es el lugar donde la Virgen llegó en una barca de piedra para infundir ánimos al Apóstol Santiago en su evangelio.

En el mes de septiembre se realiza la Romería de la Barca, reconocida como de Interés Turístico Nacional, recibiendo miles de visitantes cada año.

El lugar es espectacular. El propio recinto religioso y el atrio que se extiende más allá del muro, hacia donde están las piedras «mágicas», con propiedades curativas y adivinatorias: la Pedra de Abalar (oscilar), la Pedra de Os Cadrís (Riñones), Pedra dos Namorados (enamorados) y la Pedra de O Temón (timón). Son los restos de la embarcación que cuenta la leyenda.

Muxía
Escultura "A Ferida", Muxía

No te vayas de este lugar sin visitar: La escultura A Ferida, que representa todo el daño causado por el hundimiento del buque Prestige. Junto a la escultura está el Mirador Jesus Quintanal, con unas vistas espectaculares.

Cabo y Faro Touriñán

Sin salir del municipio de Muxía, el Cabo Touriñán, junto al faro del mismo nombre, son una visita obligada.

Faro Touriñán

Situado más al Oeste que el propio Finisterre, el Cabo Touriñán es punto más occidental de la España peninsular, este enorme saliente en la costa de más de 2 km fue debidamente señalizado con la construcción del faro en 1898.

Praia do Rostro

En el municipio de Fisterra se encuentra este precioso arenal, de casi 2 kilómetros de longitud.

  • La praia do Rostro es una de las más bonitas y salvajes de toda la Costa da Morte.
Praia do Rostro

Aunque no haga día de playa, te recomendamos su visita, no te arrepentirás, te aseguramos que te sorprenderá su espectacularidad.

Fisterra

Son muchos los atractivos turísticos que ofrece este municipio: un patrimonio artístico-cultural abundante, un paisaje litoral único, bonitas playas salvajes, como la de Mar de Fora, y por supuesto el famoso cabo Finisterre.

Al igual que en todas las localidades de la Costa da Morte, lo mejor que puedes hacer para ir descubriendo los encantos de esta villa, es perderte por sus callejuelas. En el paseo podrás ver lugares tan interesantes como: la Capilla de Nuestra Sra. del Buen Suceso, del S. XVIII; el Castillo de San Carlos, hoy sede del Museo de la Pesca; y el antiguo lavadero público.

Puerto de Fisterra
Puerto de Fisterra

Fisterra es un lugar de referencia en la Costa da Morte. Su amplia tradición marinera cuenta con un gran exponente en su lonja, que dispone de un espacio habilitado para que los visitantes puedan presenciar las subastas de pescado.

Cabo Finisterre

  • Curiosidad: Los romanos pensaban que este era el punto más occidental de la tierra y, por tanto, el mundo se acababa aquí. Era el «finis terrae«. Durante miles de años se pensó que más allá de él tan sólo existía una sima acuosa en la que el sol se apagaba cada noche y a través de la cual se llegaba a una región de tinieblas poblada por monstruos marinos.

Desde la antigüedad, el Cabo Finisterre fue un imán, atrayendo a viajeros de lejanos países. Hoy en día, con su potente Faro, sigue ejerciendo un atractivo especial, sobre todo a los peregrinos del Camino de Santiago, que no dan por finalizado su viaje hasta llegar hasta este punto.

Cabo Finisterre

Una de las mejores cosas que puedes hacer aquí es asistir a la puesta de sol sobre la inmensidad del óceano, el mar del fin del mundo. El punto más concurrido para observarla es el mirador del faro.

Para llegar hasta el cabo, te recomendamos, sobre todo si vas a ir en temporada alta, ir caminando desde el pueblo de Fisterra. Es un trayecto de aproximadamente 3 kilómetros, pero cuando veas los atascos que se forman para poder aparcar, pensarás que bien has hecho. Además si vas andando durante el trayecto disfrutarás de unas impresionantes vistas de la línea de costa y la ría de Corcubión.

Por el camino también te puedes parar en el Monumento a los Peregrinos del Camino y acercarte al cementerio municipal, una innovadora obra del arquitecto César Portela. Alejado del concepto tradicional, este camposanto está formado por formas cúbicas situadas al borde del mar.

Monumento a los Peregrinos, Fisterra
Monumento a los Peregrinos

Cuando regreses y si te quedan ganas y fuerzas, merece la pena acercarse hasta la Ermita de San Guillermo, en el monte Facho. Presta especial atención al punto conocido como «Cama de San Guillermo«. Se trata de un espacio excavado en la roca del suelo, adecuado a las dimensiones del ser humano.

  • Curiosidad: Según la tradición popular, las mujeres de la zona acudían a este lugar para pedir al santo por su fertilidad.

Faro Finisterre

Construido en 1853, a 138 metros sobre el nivel del mar. En 1888 fue añadida una señal acústica que, por la similitud de su sonido, pasó a ser conocida como la «vaca de Fisterra».

Es el faro situado más al oeste de Europa, con una torre octogonal, la casa del farero y una plaza de homenajes ofrendada al general San Martín y a la que se denomina, Plaza de la República Argentina.

Faro de Finisterre
Faro de Finisterre
  • Es probablemente el faro más visitado de Europa, así como el más próximo a América

O Ézaro

O Ézaro es un núcleo pequeño, agrario y marinero. Sus playas de aguas azul intenso conviven con dos colosos, la inmensidad de O Pindo y el cabo Fisterra en el horizonte. A la altura del puente de O Ézaro, un desvío dirige el recorrido hacia la cascada del Xallas.

La desembocadura del río Xallas es única en Europa. Un río de tamaño medio que se funde con el mar sin tocarlo, cayendo desde una altura de casi 100 metros por las rocas graníticas.

El estuario cuenta con una pasarela para facilitar el acceso a la cascada desde el Centro de Interpretación de la Electricidad, la antigua Central de O Castrelo.

Desembocadura río Xallas
Mirador de O Ézaro

Mirador de O Ézaro

Después de una empinada subida, se llega al espectáculo final, el Mirador de O Ézaro. La desembocadura del río Xallas, las laderas del monte Pindo (el olimpo sagrado de los Celtas), la apacible ensenada de O Ézaro y los tenues atardeceres con el cabo Fisterra al fondo. Todo esto ofrece este incomparable mirador localizado en un saliente rocoso que hace en ocasiones de balcón natural, muy próximo a la cascada del Xallas.

Mirador de Louredo

El mirador de Louredo, situado en la carretera que une San Mamede y As Paxareiras, es una de las paradas obligadas para quien visite esta zona.

Mirador de Louredo

Desde este mirador podrás disfrutar de uno de los paisajes más hermosos de Galicia: con la playa de Carnota, la más larga de Galicia con casi 7 kilómetros de longitud; las marismas de Caldebarcos y el monte Pindo. Además de este conjunto, declarado Lugar de Interés Comunitario, también podrás apreciar las parroquias de Lira, Carnota, San Mamede y Fisterra al fondo.

Hórreos de Carnota y Lira

Son sin duda las construcciones tradicionales más genuinas de Galicia, y en esta zona los podrás ver por todos lados.

Los hórreos se utilizan para guardar, secar y conservar el grano y otros productos de la tierra, aunque en ocasiones te puedes sorprender de lo que se guarda en ellos.

Hórreo de Carnota
Hórreo de Carnota

Los hórreos de Carnota y Lira son los más representativos de la zona, gracias a sus espectaculares dimensiones. El hórreo de Carnota forma, junto con la casa rectoral, el palomar y la iglesia de Santa Comba, un conjunto arquitectónico increíble y bello.

Merecen mucho la pena estas dos visitas y por eso te las recomendamos.

Faro y Praia de Lariño

El faro está ubicado en la Punta Ínsua o Lariño, que constituye un punto geográfico importante que ayuda a fijar la entrada a la ría de Corcubión.

En 1911 comienza su construcción, finalizando en 1921, año de su inauguración. No fue hasta 1947 cuando se le dotó de luz eléctrica. Hoy el faro emite una luz blanca y roja hasta una distancia de 20 millas.

Faro de Lariño
  • Hoy en día, en el faro se ubica un hotel con habitaciones temáticas y decoración marítima.

Junto al faro se encuentra la Playa de Lariño, un entorno virgen y salvaje situado en el límite de los municipios de Muros y Carnota. Esta playa se divide en dos grandes áreas: una zona se caracteriza por tener una arena blanca y fina que se extiende casi 2 kilómetros y la otra, zona con calas de arena de colores vivos.

Playa de Lariño
Playa de Lariño

Pues esto es todo, esperamos que el artículo te haya gustado y te pueda servir de ayuda para poder planificar una visita a esta zona tan impresionante de Galicia.

Shares