Petite France, Estrasburgo
Petite France

¿Te apetece recorrer una ciudad Patrimonio de la Humanidad? ¿Sabes lo qué es la Petite France? ¿Sabías que el genial Mozart vino expresamente a Estrasburgo para poder tocar en un lugar muy especial? Sigue con nosotros para conocer la respuesta a estas preguntas y para descubrir una ciudad histórico-artística famosa por sus edificios excepcionales.

  • Curiosidad: El centro histórico de Estrasburgo (La Grande-Ile) está declarado Patrimonio de la Humanidad, desde el año 1988, y desde el año 2017 también es Patrimonio de la Humanidad el barrio La Neustadt.

Capital de la región Grand Est, Estrasburgo también ha sido la capital parlamentaria de Europa desde 1949.

El área urbana de Estrasburgo tiene una población de más de 1 millón de habitantes​ lo que la sitúa en la cuarta posición de los núcleos de población más grandes de Francia.

Por su situación, Estrasburgo es desde la antigüedad un importante centro de comunicaciones, especialmente fluvial, albergando el segundo puerto del país en importancia sobre el río Rin.

Estrasburgo
Muelles del río L’II

Es una ciudad muy agradable de pasear, los puentes cubiertos, la Petite France, la catedral de Notre-Dame o la Maison Kammerzelle son imperdibles.

La ciudad de Estrasburgo es dinámica, cultural y la naturaleza está cerca. Pero no sólo su patrimonio hace que merezca su visita: su gastronomía (Vinos alsacianos, cervezas, flamekueche, Choucroute, etc), junto con sus bares y restaurantes hacen de Estrasburgo un lugar de éxito.

A la vista de lo anterior, te podrá surgir la pregunta ¿En 1 sólo día, qué puedo visitar? La riqueza patrimonial de la ciudad es enorme, pero ya te adelantamos que en 1 sólo día podrás ver los lugares más interesantes o importantes de la ciudad ¡Comenzamos!

A tener en cuenta antes de viajar a Estrasburgo

INFORMACIÓN DE INTERÉS SOBRE LOS REQUISITOS COVID EN FRANCIA
ENTRADA A FRANCIA DESDE ESPAÑA:

EN AVIÓN:
Deberás acreditar mediante certificado digital o en papel una de estas 3 circunstancias:
– Haber recibido un ciclo completo* de vacunación contra el Covid (con cualquiera de las vacunas aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA): Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen – Johnson & Johnson).
– Haber realizado –con resultado negativo– un test PCR o de antígenos en las 72 horas anteriores al viaje.
– Haber pasado la COVID-19 en los últimos 6 meses.
* El certificado con una sola dosis (por haber pasado la enfermedad) es válido.

EN COCHE:
Los requisitos son los mismos que los anteriores, pero no te los exigen en la frontera (nosotros pasamos por la frontera de La Jonquera y no nos paró nadie, ni para entrar, ni para salir).

UNA VEZ EN TERRITORIO FRANCÉS:
– En los hoteles y en restaurantes te piden que les enseñes el Certificado Internacional de Vacunación COVID. Lo más cómodo, y fue lo que hicimos nosotros, fue bajarnos la App TousAntiCovid (la App del Gobierno Francés para el control de la enfermedad). Esta App te permite llevar el certificado descargado en ella (te aparecerá en francés, de ahí la comodidad a la hora de enseñarlo en donde te lo soliciten), simplemente escanea el código QR de tu certificado y listo.
– La mascarilla es obligatoria en los interiores (hoteles, restaurantes, tiendas, etc). Por la calle, la gente va sin ella, es muy raro ver a alguien con ella puesta.

>>> Nuestra recomendación es que no viajes a Francia sin tu Tarjeta Sanitaria Europea, o sin un seguro de viaje. <<<

Qué ver en Estrasburgo en 1 día

Nosotros visitamos Estrasburgo a raíz del road trip que hicimos por la región de Alsacia, por eso le dedicamos 1 sólo día, pero si puedes disponer de 2 ó más días, sería perfecto para descubrir a fondo esta ciudad.

Como te decíamos antes, Estrasburgo es la 4ª ciudad más poblada de Francia, por tanto ¿Es posible ver la ciudad en tan sólo 1 día? Creemos que sí, y nosotros así lo hemos hecho.

Aunque Estrasburgo cuenta con un buen transporte público, nosotros te recomendamos que te patees la ciudad. No te asustes, se puede hacer.

Estrasburgo
Tranvía a su paso por el Puente del Teatro

A continuación te vamos a recomendar aquellos lugares que para nosotros son los imprescindibles en una visita de 1 día:

La Grande île

Es el centro histórico de Estrasburgo, una gran isla en el río L’ll. Nombrada por la Unesco, Patrimonio de la humanidad en el año 1988. ​

  • Para indicar e informar sobre este nombramiento como Patrimonio de la Humanidad, existen 22 carteles de latón colocados en cada uno de los puentes que permiten acceder a la isla.
  • Curiosidad: La Grande Île a veces es llamada «elipse insular», debido a su forma.

Los lugares que no te puedes perder en La Grande Île, son los siguientes:

Catedral de Notre-Damme

La catedral es sin duda una visita obligada cuando se visita Estrasburgo. Con sus 142 metros de altura en la punta de su aguja, es una de las catedrales más altas de Europa.

  • Curiosidad: Se necesitaron más de 3 siglos para acabar esta obra maestra del arte gótico
Catedral de Estrasburgo

Toda construida de piedra arenisca rosa, podrás admirar magníficas vidrieras y un reloj astronómico muy hermoso. Además, podrás también subir los 330 escalones que conducen a su Plataforma Panorámica y a la Casa de los Vigilantes. Estarás a 66 metros de altura, más allá de donde alcanza la vista. Desde aquí tendrás una visión increíblemente cercana de la aguja y los tejados de cobre de la Catedral.

En la casa de los vigilantes, se conservan dos ruedas de grúa de tracción humana del siglo XV (sistema utilizado para subir las piedras) y un antiguo mecanismo de reloj. La plataforma te invita asimismo a hacer un viaje en el tiempo, gracias a la App VR Strasbourg Cathédrale, que ofrece una panorámica de la ciudad en 1490 y 1730.

  • ¡Sin lugar a dudas, la Catedral de Notre-Dame es el símbolo de la ciudad!

La fachada de la catedral, con su multitud de personajes, bien se merece horas y horas de observación. Un ojo atento puede descifrar las numerosas historias que relatan las figuras de la riquísima estatuaria (nosotros hicimos un Free Tour, y el guía te lo explica fenomenal).

Catedral de Estrasburgo
Portada principal de la Catedral

En su interior, la catedral alberga innumerables maravillas. Una de las más admiradas es el magnífico pilar de los ángeles, donde se representa el juicio final. Aunque el tesoro mejor guardado y a la vez más curioso, es un impresionante Reloj Astronómico del S. XVI. Una de sus particularidades, es el calendario perpetuo que indica el desplazamiento de los planetas en un astrolabio.

  • Todos los días a 12:30 h. se ponen en movimiento los autómatas, justo después del repique que toca un ángel.
Catedral de Estrasburgo
Reloj Astronómico

Tampoco hay que pasar por alto:

  • El púlpito.
  • El gran órgano.
  • Las vidrieras de los S. XIII y XIV.
  • Recomendación: Pásate a ver la catedral por la noche, ya que, la iluminación la hace aún más espectacular.
Catedral de Estrasburgo

Información de interés:

  • La entrada a la Catedral es gratuita y está abierta para visitas: De lunes a sábado de 08:30 a 11:15 h. y de 12:45 a 17:45 h. Domingos y festivos de 14:00 a 17:00 h. El acceso se hace desde el lado izquierdo de la Catedral, frente al número 18 de Place de la Cathédrale.
  • La subida a la plataforma y casa de los vigilantes tiene un precio de 8 euros los adultos, y 5 euros los niños y los estudiantes. El horario es el siguiente: De abril al 30 de septiembre de 09:30 a 13:00 h., y de 13:30 a 20:00 h. Última subida a 19:15 h. De octubre al 31 de marzo de 10:00 a 13:00 h., y de 13:30 a 18:00 h. Última subida a 17:15 h. El acceso se hace desde la Place du Château, en el lado derecho de la Catedral de Notre-Dame.
  • Ver en funcionamiento el Reloj Astronómico tiene un precio de 3 euros los adultos y 2 euros los niños y los estudiantes. La venta de entradas es hasta las 11:00 h. en el Échoppe Saint-Michel y en el puesto de souvenirs de la Catedral. El horario es el siguiente: a 12:00 h. proyección de una película sobre el reloj astronómico. A 12:30 h. desfile de los Apóstoles a las 12.30 h. El acceso se hace a 11:35 h. a través de la puerta de Saint-Michel, ubicada en la Place du Château, en el lado derecho de la Catedral de Notre-Dame.

Palais Rohan

Palais Rohan, Estrasburgo

Este palacio se ubica en la Place du Château.

El Palacio fue construido entre 1732 y 1742, para albergar al príncipe-obispo de Estrasburgo. Su diseño se corresponde con el modelo de los palacetes parisinos, siendo una de las más bellas realizaciones arquitectónicas del S. XVIII francés, tanto por la noble y clásica elevación de sus fachadas, como por los suntuosos decorados interiores.

El Museo de Bellas Artes de la ciudad se instaló aquí en 1889, seguido por el Museo Arqueológico en 1913 y el de Artes Decorativas en 1924.

Place du Marché aux Cochons de Lait

Place du Marché aux Cochons de Lait, Estrasburgo

Aléjate ahora de la Place de la Cathédrale y de la Place duChâteau, pero sólo unos pocos metros, para ir a conocer una de las plazas más pintorescas y con más encanto de Estrasburgo, la Place du Marché aux Cochons de Lait (Plaza del mercado de cochinillo).

La plaza toma su nombre del antiguo mercado donde se vendían los lechones (una especialidad culinaria de Alsacia). Hoy en día la plaza está llena de restaurantes, bares y tiendas, ubicados en bonitas casas de entramado de madera.

  • Recomendación: Este es un buen lugar para comer, cenar o degustar un vino caliente, muy típico de esta zona durante los meses más fríos.

Maison Kammerzell

Casa Kammerzell, Estrasburgo

Regresa de nuevo a la Place de la Cathédrale para contemplar esta magnífica construcción.

Este edificio, hoy en día un hotel y uno de los mejores restaurantes de la ciudad, es el mejor conservado de la clase burguesa de Estrasburgo.

Considerada una joya de la arquitectura alsaciana, la Casa Kammerzell cuenta con una planta baja de piedra, pisos superiores con entramado de madera, ventanas con plomo tradicionales y una rica ornamentación tallada.

  • Curiosidad: La planta baja del edificio con sus arcos de piedra tallada sirvió, en el S. XV, como un espacio donde los comerciantes vendían sus mercancías.

Place Kléber

Place Kléber, Estrasburgo

Prácticamente en el corazón de La Grande Île te vas a encontrar esta amplia explanada bordeada de tiendas, restaurantes y cafeterías.

El centro de la plaza está ocupado por dos grandes fuentes, donde los niños, en verano, se lo pasan bomba. Preside la plaza la Estatua del General Kléber, obra realizada en el S. XIX. Kléber nació en esta ciudad, y fue comandante en el ejército de Napoleón durante la ocupación de Egipto.

También en la plaza se encuentra el edificio Aubette, construido en estilo neoclásico en el año 1778. Hoy en día alberga un centro comercial.

  • En esta plaza se coloca el gran árbol de Navidad de la ciudad.

Place Broglie

  • Curiosidad: Antiguamente era la plaza del mercado de caballos, llamada «de Ross» (caballo) o «Roosmarkt».
Place Broglie, Estrasburgo
Place Broglie, al fondo la Ópera

Es otra de las grandes plazas de Estrasburgo, y es famosa porque aquí cada miércoles y viernes se instala el actual mercado y, a finales de año, el famoso mercado de Navidad Christkindelsmärik.

En la plaza te vas a encontrar con el monumento al Mariscal Leclerc, una estatua de bronce y obelisco de arenisca de Los Vosgos. También con la estatua del Mariscal Kellermann y la casa en la que Rouget de l’Isle compuso La Marsellesa.

  • Curiosidad: El himno nacional francés, la Marsellesa, sonó por primera vez en abril de 1792 en esta plaza.

Además aquí se ubican varios edificios importantes de la ciudad:

Hôtel de Ville

Ayuntamiento de Estrasburgo

Prácticamente a mitad de la plaza te vas a encontrar con el Ayuntamiento de Estrasburgo, de estilo Art Nouveau.

El antiguo e histórico edificio fue construido entre los años 1731 y 17336, como el «Hanauer Hof» para el Conde Reinhardt III von Hanau-Lichtenberg. Posteriormente, a principios del S. XIX, pasó a ser la sede del Ayuntamiento. Hoy en día, el alcalde da la bienvenida a los invitados oficiales de Estrasburgo en las habitaciones decoradas del primer piso.

Las visitas se pueden hacer en contadas ocasiones, como, por ejemplo, en los días del Patrimonio Francés, donde se realizan visitas guiadas. A nosotros nos tocó contemplarlo por fuera.

Ópera du Rhin

Ópera National du Rhin, Estrasburgo

Pasado el Ayuntamiento y casi pegado al río L’II te vas a encontrar con este bonito edificio. Construido a principios del S. XIX, y hoy en día clasificado como Monumento Histórico.

Fue parcialmente destruida en el año 1870 durante la guerra franco-prusiana, y posteriormente restaurada a finales de la década de 1880.

De estilo neoclásico, la Opéra National du Rhin presenta una magnífica fachada con un peristilo con columnas jónicas coronado por musas. Galardonada con el Sello National de la Ópera en 1997, el sitio alberga más de 200 espectáculos y recibe a más de 100.000 espectadores cada año, en una sala con 1100 asientos.

  • Curiosidad: La Ópera está gestionada conjuntamente por 3 ciudades, cada una de las cuales tiene su propia actividad creativa: la Opéra en Estrasburgo, el Ballet de l’Opéra national du Rhin, un centro coreográfico nacional desde 1985, en Mulhouse. y el Opéra Studio, unidad de formación para jóvenes cantantes, en Colmar.

Palais du Gouverneur

Palacio del Gobernador, Estrasburgo

Ubicado justo entre el Ayuntamiento y la Ópera, el Palacio del Gobernador es el último de los grandes edificios principescos construidos en Estrasburgo en el S. XVIII. Inicialmente estaba pensado en ser la residencia del Prestamista Real de Estrasburgo, pero desde finales del S. XVIII, el palacio es la sede del Gobernador Militar de Estrasburgo.

Como en el Ayuntamiento, las visitas se pueden hacer en contadas ocasiones, como en los días del Patrimonio Francés, donde se realizan visitas guiadas.

Fuente de Janus

Fuente de Janus, Estrasburgo

Ubicada al final de la plaza, y prácticamente pegada al Puente del Teatro (Pont du Théatre), esta bonita fuente es probablemente el único monumento de Estrasburgo que hace referencia a la antigua ciudad romana de la que nació Estrasburgo, Argenturatum. Se construyó con motivo del dos mil aniversario de la ciudad en el año 1988.

  • Curiosidad: Jano, un dios romano de dos caras, simboliza la identidad dual de una ciudad, francesa y alemana. Una cara mira el centro histórico y la otra al Neustadt.

Los puentes y pasarelas de Quai Lezay Marnésia

Puentes y pasarelas a lo largo del Quai Lezay Marnésia, Estrasburgo
Puentes y pasarelas a lo largo delQuai Lezay Marnésia

En este punto habrás llegado al río L’II, más concretamente al Canal du Faux-Rempart. Te proponemos que recorras el tramo que va desde el Pont du Théatre, que da acceso al barrio Neustadt, hasta el Pont Saint-Étienne. El paseo lo puedes hacer tanto por la acera de Quai Lezay Marnésia o por un camino que va pegado al canal, nosotros lo hicimos por la acera.

Puentes, pasarelas y edificios de muy bella construcción es lo que te espera por este pequeño tramo, y sobre todo tranquilidad.

  • Recomendación: Un buen momento para dar este paseo es hacia el anochecer.

Iglesia Saint-Thomas

Dirígete hacia la Place Saint-Thomas, muy cerca ya de la Petite France, para descubrir esta bonita iglesia consagrada al culto protestante, y que es un bello ejemplo de arte gótico alsaciano.

Iglesia de Saint-Thomas, Estrasburgo

Esta iglesia está entre las más importantes de Francia y su construcción se llevó a cabo a finales del S. XVII. Se la conoce como la catedral Protestante o la Vieja Dama. Hoy en día, y gracias a su arquitectura está clasificada como Monumento Histórico.

  • Curiosidad: Esta iglesia es también muy famosa, porque en su interior podrás ver un órgano Silbermann, del año 1741. Tanto el órgano, como la acústica de la iglesia llamaron la atención del genial Mozart, el cual, aprovechando el viaje para asistir al sepelio de su madre, decidió parar en Estrasburgo y tocar aquí, haciendo las delicias de los asistentes.
Iglesia de Saint-Thomas, Estrasburgo

Calle y Plazas de Estrasburgo que no te puedes perder

Como te decíamos al principio del artículo, Estrasburgo es una ciudad ideal para pasear.La Grande Île tiene un sinfín de zonas peatonales y está plagada de calles y plazas con mucho encanto.

Las calles pegadas a la Place de la Cathédrale y la Place du Chateau, se caracterizan por ser callejuelas estrechas y animadas con muchas tiendas. Aquí encontrarás muchos de los famosos winstubs (restaurantes tradicionales donde se sirven especialidades alsacianas).

Justo por detrás de la Catedral te vas a encontrar la Place del Marché Gayot, llena de terrazas donde comer o sólo tomar algo. Pegada también a la Place de la Cathédrale está la bonita Rue du Maroquin, que te lleva directamente a laPlace du Marché aux Cochons de Lait.

Place del Marché Gayot, Estrasburgo
Place del Marché Gayot

Justo enfrente de la fachada principal de la Catedral se encuentra la Rue Mercière, llena de tiendas y el mejor lugar para inmortalizar Notre-Dame.

La Catedral desde la Rue Mercière, Estrasburgo
La Catedral desde la Rue Mercière

Esta calle te lleva hasta la Place Gutenberg, donde se levanta la estatua de Johannes Gutenberg, orfebre alemán, inventor de la imprenta. En uno de los laterales de esta plaza, comienza la Rue des Toneliers que desemboca en la encantadora Place des Tripiers.

Place Gutenberg, Estrasburgo
Place Gutenberg
Place des Tripiers, Estrasburgo
Place des Tripiers

No te vayas de Estrasburgo sin pasear por la Rue des Orfèvres, la Rue des Hallebardes, Rue du Chaudron, y por supuesto por la Grand Rue, todas ellas calles súper comerciales, muy animadas, y donde podrás encontrar algún winstub que te llame la atención para comer o cenar.

Petite France

La Petite France se encuentra al suroeste de la Grande Île. También está clasificada por la Unesco y ofrece un paisaje de increíble encanto, muy típico de Alsacia.

Visitar Estrasburgo también significa pasear entre sus casas de entramado de madera llenas de flores, admirar la presa de Vauban y los Puentes Cubiertos y perderse en sus callejones medievales.

A continuación te indicamos lo que no debes perderte de La Petite France:

Rue du Bain-aux-Plantes

Rue du Bain-aux-Plantes, Estrasburgo

De las calles más bonitas que hemos visto, está bordeada por un conjunto de casas típicamente alsacianas. Es la antigua calle de curtidores, de ahí que las casas de entramado de madera aparezcan con un tejado adicional, muy abierto, para poner a secar las pieles. La calle, con su empedrado de adoquines antiguos, es una auténtica incursión en el pasado.

Place Benjamin Zix

Place Benjamin Zix, Estrasburgo

A la sombra de los plátanos, esta plaza, que por norma general está siempre muy animada, ofrece unas vistas magníficas sobre el río y un conjunto excepcional de casas con entramado de madera.

Rue des Moulins

Rue des Moulins, Estrasburgo

Preciosa callejuela empedrada bordeada por casas con entramado de madera y muchas, muchas flores. Aquí también encontrarás bares y restaurantes, y rincones con mucho encanto.

Maison des Tanneurs

Maison des Tanneurs, Estrasburgo

Repleta de geranios en flor desde la primavera hasta el otoño, es la joya de la Place Benjamin Zix. Esta antigua curtiduría fue construida en el año 1572 y es conocida por sus galerías de madera y techos inclinados, donde las pieles teñidas se dejaban secar al sol.

Transformada en un restaurante en 1949, sirve cocina tradicional alsaciana en un entorno auténtico, con las vigas originales del S. XVI complementadas con muebles antiguos y jardineras repletas de geranios.

Puentes Cubiertos

Puentes cubiertos, Estrasburgo

Aquí es donde el río L’II se divide en varios brazos. Es un lugar de excepción y figura entre los más célebres de Estrasburgo.

El puente y sus 3 torres de guardia altas, austeras y macizas, vestigios de la muralla medieval, son imponentes ¡Probablemente la postal más típica de Estrasburgo!

Los otros Puentes

Puente Saint-Martin, Estrasburgo
Puente Saint-Martin

Saliendo de la Rue du Bain-aux-Plantes, llegarás primero al Pont du Faisan, también conocido como “le Pont Tournant” (el puente giratorio). Este pequeño y discreto puente peatonal puede girar para dejar paso a los barcos turísticos, así que si te toca, ten paciencia y disfruta de la atracción.

Siguiendo por la Rue des Moulins, llegarás al Pont Saint-Martin, un puente de piedra con dos arcos y una sola pila. Desde aquí se obtienen las mejores vistas de los molinos, presas y esclusas, y también de la pintoresca terracita sobre el agua del restaurante Au Pont Saint-Martin.

Vistas desde el Puente Saint-Martin, Estrasburgo
Vistas desde el Puente Saint-Martin
  • Te aseguramos que las mejores fotos que podrás tener de La Petite France serán desde alguno de estos puentes.

Presa Vauban

Presa Vauban, Estrasburgo

Luis XIV mandó construir la presa Vauban bordeando los Puentes Cubiertos y así reforzar el recinto defensivo de la ciudad, que en esa época estaba completamente amurallada.

  • Curiosidad: Esta presa de trece arcos, al cerrar todas sus compuertas, cortaba el curso del río L’II, inundando así las tierras situadas al sur de Estrasburgo. De este modo los ejércitos enemigos quedaban atrapados en el lodazal.

Puedes subir (gratuitamente) a la Terraza Panorámica para contemplar la magnífica vista sobre los Puentes Cubiertos, la Petite France y al fondo la Catedral ¡Una vista que sin duda se te quedará grabada en la memoria!

…Y por si te queda algo de tiempo

Aunque con todo lo que te llevamos contado, lo más seguro es que ya te haya ocupado todo el día, pero por si acaso aún te sobra algo de tiempo, a continuación te indicamos dos lugares que se merecen una visita:

Barrio Neustadt

La Neustadt fue construida a modo de vitrina para exhibir el poderío prusiano. Se caracteriza por unas grandiosas plazas, amplias avenidas bordeadas de árboles y una acertada combinación del carácter monumental con un agudo sentido del paisaje.

Puente del Teatro y al fondo el Palacio du Rhin, Estrasburgo
Puente del Teatro y al fondo el Palacio du Rhin
Río L'II y en la orilla izquierda barrio de Neustadt, Estrasburgo
Río L’II y en la orilla izquierda barrio de Neustadt

Tras las destrucciones generadas por la Segunda Guerra Mundial, constituye uno de los últimos vestigios de la arquitectura alemana de finales del siglo XIX.

Este asombroso barrio presenta algunas rarezas arquitectónicas, ya que mezcla estilos tan dispares como el neorrenacimiento italiano, el neogótico y el Art Nouveau.

Liceo Internacional de Pontonniers, Estrasburgo
Liceo Internacional de Pontonniers

Qué ver en La Neustadt

  • La Place de la Republiqué.
  • Palacio del Rin.
  • Palacio Universitario.
  • La Biblioteca Nacional y Universitaria.
  • Teatro Nacional de Estrasbugo.
  • Avenida de la Liberté (Hôtel des Postes).
  • Liceo Internacional de Pontonniers.
  • Los Baños Municiaples.
  • Alguno de los mejores edificios de estilo Art Nouveau (La Casa Egipcia, La Villa Knopf o El Palais des Fêtes).

Barrio Europeo

Aprovechando que ya cogíamos el coche del parking para regresar a nuestro hotel en Alsacia, fuimos, aunque ya de noche, a visitar la zona donde se encuentran los edificios que forman la UE.

Entrada de la Televisión Europea Arte, Estrasburgo
Entrada de la Televisión Europea Arte

Es una zona muy tranquila de casitas a orillas del río L’II, de esas zonas que siempre dices «aquí viviría yo». Como era de noche aparcamos perfectamente al lado de uno de los lugares a visitar, la sede de la cadena de televisión europea Arte, en la que destaca su diseño contemporáneo y sobrio del arquitecto Hans Struhk.

Paseando por el Quai du Chanoine Winterer, a lo pocos metros llegarás al impresionante edificio del Parlamento Europeo, de forma elíptica, inaugurado en 1999, está construido a base de cristal, metal y madera y sus dimensiones son espectaculares.

Parlamento Europeo, Estrasburgo
Parlamento Europeo

Del otro lado del río L’II encontrarás el Palacio de Europa, sede del Consejo Europeo, y el Palacio de los Derechos Humanos, sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Dónde y qué comer en Estrasburgo

Como ya te contábamos en el artículo sobre Alsacia, la gastronomía alsaciana y por tanto la de Estrasburgo, está fuertemente impregnada de las tradiciones culinarias germánicas.

Para disfrutar de una buena comida alsaciana, en un ambiente típico de la región, tienes que comer en un Winstub, y Estrasburgo está repleta de estos restaurantes típicos alsacianos.

En la Placedu Marché aux Cochons de Lait, encontrarás varios winstub donde comer, como por ejemplo el Le Pfifferbriader. En la Rue du Chaudron y en la Rue du Sanglier, abundan los buenos winstub, nosotros en concreto comimos, y muy bien, en el Chez Yvonne, situado en esta última calle.

Winstub Le Pfifferbriader, Estrasburgo
Winstub Le Pfifferbriader
Winstub Chez Yvonne, Estrasburgo
Winstub Chez Yvonne

Otro buen lugar para encontrar sitio para comer, es como no, La Petite France. Calles como des Moulins o Bain-aux-plantes están repletas de winstub. Por ejemplo, un buen sitio y además muy típico e histórico, es la Maison Des Tanneurs. Nosotros no pudimos reservar y nos quedamos con las ganas.

Ahora que más o menos ya tienes una idea de dónde comer, la siguiente pregunta es ¿Qué puedo comer típico de Estrasburgo/Alsacia? No te preocupes, a continuación te indicamos varios platos típicos alsacianos que seguro te van a encantar:

  • Choucroute: col blanca rayada, fermentada en salmuera, y que sirve de acompañamiento.
  • Choucroute con pescado: Plato típico de Estrasburgo, inventado en la Maison Kammerzell.
  • Wädele: codillo de cerdo que generalmente se sirve con choucroute.
  • Baeckeoffe: es un plato de puchero, lo que viene a ser nuestro cocido. Es uno de los platos más emblemáticos de la cocina alsaciana, elaborado con patatas, verduras y un surtido de cordero, carnes de ternera y cerdo, adobadas y guisadas durante 24 horas en terrina, con especias y vino blanco de las viñas de Alsacia.
  • Tarte flambée: en algunos sitios la verás como flamekueche. Es una masa fina enrollada compuesta de harina, agua, aceite y sal, luego se cubre con crema espesa o requesón (o una mezcla de ambos: Bibeleskäs), cebollas en rodajas y tocino, luego se hornea rápidamente en un horno de pan muy caliente.
  • La quiche lorraine: a parte de Alsacia, también es típico de Lorena. Es un tipo de tarta salada, elabora principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa, mezclada con verduras cortadas, y/o productos cárnicos.
  • Munster: queso de fuerte olor que se degusta tanto frío como caliente. A nosotros nos gustó tanto que nos trajimos unos cuantos.
  • Kougelhopf: es un brioche con levadura, cuyo aspecto es característico debido a su molde, que le da una forma alta, estriada y ahuecada en el medio. Los puedes encontrar dulces o salados.
Tarte Flambée
Tarte Flambée
Codillo
Codillo
Choucroute con pescado
Choucroute con pescado, plato típico de Estrasburgo

Pues esto es todo, esperamos que el artículo te haya gustado y te pueda servir de guía para recorrer esta bonita ciudad, capital alsaciana y europea.

Enlaces de interés

Enlaces relacionados

Shares