Colmar

Situada en la frontera de Francia y Alemania, cerca de Suiza, Colmar es una ciudad francesa de cuento de hadas. Está ubicada, y es la capital del departamento del Alto Rin, en el corazón de Alsacia.

  • Curiosidad: Colmar se remonta al S. XIV, y desde entonces ha cambiado de manos en numerosas ocasiones a lo largo de los siglos entre Alemania y Francia. Francia tomó su control en 1673 pero fue derrocada por los alemanes en 1871, solo para ser devuelta a Francia después de la Primera Guerra Mundial. Fue nuevamente tomada por la Alemania nazi en 1940, y fue devuelta a Francia en 1945, donde permanece hasta la fecha.

Es la ciudad natal de Auguste Bartholdi, creador de la Estatua de la Libertad, y es una increíble ciudad de arte, historia y patrimonio.

Déjate seducir por las pintorescas casas con entramado de madera, canales románticos, ventanas llenas de flores, un laberinto de callejuelas adoquinadas y una gastronomía de lo más sabrosa, de la que damos fe.

Colmar

Las grandes casas con entramado de madera, los bellos edificios religiosos o las suntuosas mansiones burguesas convierten el patrimonio arquitectónico de Colmar, en uno de los más espectaculares de Alsacia.

  • Recomendación: Aparte de ser una de las ciudades más bonitas de Alsacia, por su ubicación es probablemente el mejor lugar donde establecer la base para recorrer la región.

Información que te puede interesar antes de visitar Colmar

Información COVID

INFORMACIÓN DE INTERÉS SOBRE LOS REQUISITOS COVID EN FRANCIA
ENTRADA A FRANCIA DESDE ESPAÑA:

EN AVIÓN:
Deberás acreditar mediante certificado digital o en papel una de estas 3 circunstancias:
– Haber recibido un ciclo completo* de vacunación contra el Covid (con cualquiera de las vacunas aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA): Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen – Johnson & Johnson).
– Haber realizado –con resultado negativo– un test PCR o de antígenos en las 72 horas anteriores al viaje.
– Haber pasado la COVID-19 en los últimos 6 meses.
* El certificado con una sola dosis (por haber pasado la enfermedad) es válido.

EN COCHE:
Los requisitos son los mismos que los anteriores, pero no te los exigen en la frontera (nosotros pasamos por la frontera de La Jonquera y no nos paró nadie, ni para entrar, ni para salir).

UNA VEZ EN TERRITORIO FRANCÉS:
– En los hoteles y en restaurantes te piden que les enseñes el Certificado Internacional de Vacunación COVID. Lo más cómodo, y fue lo que hicimos nosotros, fue bajarnos la App TousAntiCovid (la App del Gobierno Francés para el control de la enfermedad). Esta App te permite llevar el certificado descargado en ella (te aparecerá en francés, de ahí la comodidad a la hora de enseñarlo en donde te lo soliciten), simplemente escanea el código QR de tu certificado y listo.
– La mascarilla es obligatoria en los interiores (hoteles, restaurantes, tiendas, etc). Por la calle, la gente va sin ella, es muy raro ver a alguien con ella puesta.

>>> Nuestra recomendación es que no viajes a Francia sin tu Tarjeta Sanitaria Europea, o sin un seguro de viaje. <<<

Dónde aparcar en Colmar

Lo normal es llegar a Colmar en coche propio o alquilado, por lo que una de las dudas que se te pueden plantear es ¿Dónde puedo aparcar gratis?

Aparcar gratis en Colmar puede llegar a ser una misión casi imposible, sobre todo si visitas la ciudad en la temporada de los Mercadillos Navideños, o durante la propia Navidad. Nosotros te recomendamos uno, el aparcamiento Manufacture, con entrada por la Rue Henry Wilhelm. El único inconveniente es que está un pelín alejado de la parte más turística de la ciudad, por ejemplo, hasta la Petite Venise tendrás unos 15 minutos de caminata.

Si prefieres no aparcar tan lejos, las opciones que te quedarán es dejar el coche alguno de los parkings de pago o intentar buscar un hueco en la calle y pagar la zona de la «hora» (indicada como PAYANT).

Colmar
Parking Cathédrale Nord (Zona hora)

Nosotros dejamos el coche en el parking de pago «Montagne Verte» (Rue de l’Est), a poco más de 300 metros de la Petite Venise. Cerca de éste tienes también el parking de pago «Saint-Josse» (Rue Saint-Josse). También en pleno casco antiguo se encuentra el parking de pago «Mairie» (Pl. de la Mairie).

Si no te importa aparcar en la calle y pagar la zona de la «hora», los mejores sitios son: parking Cathédrale Nord en plena Place de la Cathedrale; parking Turenne, en la Rue Turenne; y en la Place des Six Montagnes Noires.

Qué ver en Colmar

La Petite Venise (la Pequeña Venecia)

La Petite Venise, Colmar

(Rue Turenne y alrededores)

La «Pequeña Venecia» es el nombre que recibe el tramo del río Lauch que atraviesa Colmar. El nombre proviene sin duda de la manera en que se alinean las casas a ambos lados del río, al sureste de la ciudad. La Krutenau, que estaba habitada originalmente por una comunidad rural de vinicultores, horticultores y barqueros, se extiende alrededor de la Rue Turenne, cuyo nombre procede del mariscal que la atravesó en su entrada triunfal en la ciudad en 1674.

El Mercado cubierto

Mercado Cubierto, Colmar
Mercado cubierto iluminado por la noche

(Rue des Écoles)

Concebido en 1865, este edificio de ladrillo con armazón de acero ha tenido varias funciones a lo largo del tiempo, hasta que en septiembre de 2010 recuperó la primera de ellas, la de ser un mercado comercial. Una veintena de comercios te dan la bienvenida todo el año y te ofrecen productos frescos de calidad: fruta y verdura, carnes, charcutería, quesos, panes, repostería, pescado y otros productos deliciosos alsacianos.

Muelle de la Pescadería

Colmar

(Quai de la Poissonnerie)

Una pintoresca línea de casas con entramados de madera bordea el río Lauch. La mayoría de ellas son las antiguas residencias de los barqueros y de los pescadores. Estos últimos colocaban antaño sus nasas en el río. Siguiendo la Rue de la Poissonnerie se accede a la «Pequeña Venecia», la parte más romántica del barrio de la Krutenau, el antiguo barrio de los horticultores. Los horticultores llevaban sus mercancías a las ciudades usando barcas de fondo plano, parecidas a las góndolas, que navegaban por el río Lauch.

Barrio de los Curtidores

Barrio de Curtidores, Colmar

(Petite Rue des Tanneurs)

Una auténtica ciudad dentro de la ciudad, este sector se benefició de un plan de restauración ejemplar entre 1968 y 1974 gracias a la ley Malraux. La mayor parte de los edificios son antiguas residencias de curtidores. Todas datan de los S. XVII y XVIII y son estrechas, profundas y altas, con entramados en cada planta. Sin cimientos ni sótanos, descansan directamente sobre una base de piedra. Los tejados de estas casas presentan numerosos nichos, que servían en tiempos para secar las pieles preparadas en el arroyo cercano.

El Koïfhus

Colmar

(Place de l’Ancienne Douane)

La construcción de este edificio público de estilo gótico y renacentista se inició en 1480 y llegó a ser el centro económico y político de la ciudad. Su planta baja sirvió durante varios siglos de almacén, de mercado y de centro aduanero. Constituye un testimonio perfecto de la actividad comercial de una ciudad situada en la convergencia de las rutas que unían Italia, y Flandes, y el Danubio, y la Champagne.

Maison Pfister

Colmar

(Rue des Marchands)

Esta residencia burguesa fue construida en 1537 por el sombrerero Louis SCHERER, quien se había enriquecido explotando las minas de plata del Val de Lièpvre. Esta mansión renacentista sigue siendo fiel a la arquitectura medieval. La iconografía, en la se asocian las alegorías y los personajes del antiguo y del nuevo Testamento con retratos de emperadores, es un testimonio del gusto de la burguesía mercantil por la cultura humanista del Renacimiento.

Antiguo Cuerpo de Guardia

Colmar

(Place de la Cathédrale)

Apoyado en la antigua capilla de Saint-Jacques, mencionada ya en 1286 y que sirvió de ayuntamiento durante un tiempo, el edificio fue construido en 1575 con finalidades laicas. Construido sobre un osario abovedado, el edificio acogió un cuerpo de guardia en su planta baja y en algunas salas de la primera planta. La galería, construida entre 1577 y 1582, y su prolífico repertorio decorativo constituyen, junto con el pórtico, una joya de la arquitectura renacentista del Rin Superior.

Catedral o Colegiata de Saint-Martin

Colegiata de Saint-Martin, Colmar

(Place de la Cathédrale)

La Colegiata de Saint-Martin, cuya construcción se inició en 1235 y culminó a finales del S. XIV, impone por sus dimensiones, propias de una catedral. Su austera fachada occidental se ve acentuada por gruesos contrafuertes. De las dos torres previstas inicialmente sólo se terminó la torre sur. El crucero se terminó en 1263, la nave hacia 1300, y el coro sobre 1400. El milagro se produce al cruzar sus
puertas.

  • Recomendación: No dejes de visitarla por la noche, ya que con la iluminación luce espectacular.
Colegiata de Saint-Martin, Colmar
  • Horarios:
Horarios Colegiata Saint-Martin, Colmar

Maison des Têtes

(Rue des Têtes)

Maison des Têtes, Colmar

Esta residencia burguesa edificada en 1609 de estilo renacentista renano debe su nombre a su insólita decoración, compuesta por 105 grotescas máscaras. Una magnífica ventana mirador, que se eleva sobre dos pisos y está rematada por un balcón, decora la irregular fachada, perforada por ventanas con entrepaños esculpidos. Un tonelero alsaciano de bronce, obra de Auguste Bartholdi, corona el soberbio frontón calado. Nos recuerda que este edificio fue utilizado anteriormente como Mercado de Vinos.

  • Recomendación: Prácticamente enfrente de la Maison des Têtes, está el Museo Hansi, museo que ofrece el ambiente de las escenas dibujabas por Jean-Jacques WALTZ conocido como «Hansi», acuarelas, carteles publicitarios, dibujos de infancia. Pues nuestra recomendación es que visites la tienda, dónde vas a encontrar un montón de detalles navideños, y de recuerdos propios de Alsacia.
Museo Hansi, Colmar
Museo Hansi
Colmar
Interior de la tienda

Calles y Plazas con encanto

Colmar es una ciudad ideal para pasear. Recorrer el centro histórico a pie es la mejor opción para conocerla. La zona de la Petite Venise, y los alrededores de la Place de la Cathédrale es por donde te vas a encontrar las calles más bonitas y típicas de la ciudad ¡Colmar tiene un sinfín de zonas peatonales y está plagada de calles y plazas con mucho encanto!

Place de l’Ancienne Douane, Colmar
Place de l’Ancienne Douane
Rue Marchands, Colmar
Rue Marchands
Grand Rue, Colmar
Grand Rue

Aparte de las plazas y calles que ya te hemos indicado a lo largo de este artículo, no dejes de pasear por la Grand Rue, la rue Marchands o la rue de l’Église. También, no dejes de visitar la Place des Dominicains o la espectacular Place de l’Ancienne Douane.

Museo Bartholdi

Museo Bartholdi, Colmar
Patio interior del Museo

(Rue des Marchands)

El museo Bartholdi, instalado en la casa natal del creador de la Estatua de la Libertad, conserva las mayores colecciones de esculturas, diseños y cuadros del estatuario Auguste Bartholdi (1834-1904).

  • Horarios:
Museo Bartholdi, Colmar

Museo Unterlinden

(Place Unterlinden)

Este museo acoge numerosas obras, entre otras colecciones de pinturas y esculturas del arte renano, como el Retablo de Isenheim de Matthias GRÜNEWALD.

Museo unterlinden, Colmar
Museo unterlinden, Colmar

Por la zona del Museo Unterlinden, hay dos edificios que tienes que pasar a verlos. Uno está justo enfrente de la entrada principal al Museo, y son los Baños Municipales de Colmar. Su construcción comenzó a principios del S. XX y se abrió al público el verano de 1906 con el nombre de Unterlinden Bad, nombre que mantendría hasta el año 1923. Desde el año 2015 funciona como anexo al Museo Unterlinden. (Pegada a este edificio se encuentra la Oficina de Turismo de Colmar).

Baños Municipales, Colmar

El otro edificio que tienes que ver es el Teatro Municipal de Colmar. Un bonito edificio ubicado en la Rue des Unterlinden y pegado al Museo. El teatro se inauguró en marzo del año 1849, y fue el primer teatro construido en Alta Alsacia. El interior de este teatro consta de tres cuerpos sucesivos: vestíbulo y la sala del hogar, la sala y la escena y los locales administrativos y los camerinos. La sala es circular, concebida en la tradición de los teatros italianos, y está formada por tres galerías.

Teatro Municipal, Colmar

Estatua de la Libertad

Sí, has leído bien. En Colmar podrás ver también una Estatua de la Libertad.

Como iba a faltar en la ciudad que vio nacer al creador de la famosísima Estatua de la Libertad de Nueva York, una copia de ésta. La réplica la podrás encontrar en una rotonda situada en la 45 Rte. de Strasbourg, a poco más de 4 kilómetros andando del centro de la ciudad. Nosotros la vimos aprovechando que pasamos varias veces, en coche, por el lugar.

Inaugurada en el año 2004 con motivo del aniversario de la muerte de Auguste Bartholdi. La Réplica tiene una altura de 12 metros, pesa 3 toneladas y está hecha en resina.

Estatua de la Libertad, Colmar

Dónde y qué comer en Colmar

La gastronomía alsaciana está fuertemente impregnada de las tradiciones culinarias germánicas, ya que como te contábamos antes, esta región ha pertenecido a Alemania en varias ocasiones.

Para disfrutar de una buena comida alsaciana, en un ambiente típico de la región, tienes que comer en un Winstub.

Originariamente los winstubs eran lugares de carácter popular, ideados por los productores de vino para dar salida al sobrante de su cosecha, haciendo de restaurante directamente en su casa. Actualmente un winstub es un local tipo taberna donde reina un ambiente cordial y desenfadado. Las comidas se sirven en típicas mesas con mantel a cuadros rojos.

Schwendi Bier und Winstub, Colmar
Schwendi Bier und Winstub

En Colmar hay varias zonas donde encontrar algún restaurante típico donde poder comer. En la Place de l’Ancienne Douane, se ubica el Schwendi Bier und Winstub, buen precio y con todos los platos típicos alsacianos. Nosotros comimos varias veces aquí.

En la Grand Rue y en la Rue Marchands, también vas a encontrar restaurantes típicos.

Ahora que más o menos ya tienes una idea de dónde comer, la siguiente pregunta es ¿Qué puedo comer típico de Colmar/Alsacia? No te preocupes, a continuación te indicamos varios platos típicos alsacianos que seguro te van a encantar:

Sidra de Alsacia
Tarte Flambée
Tarte Flambée
  • Choucroute: col blanca rayada, fermentada en salmuera, y que sirve de acompañamiento.
  • Choucroute con pescado: Plato típico de Estrasburgo, inventado en la Maison Kammerzell.
  • Wädele: codillo de cerdo que generalmente se sirve con choucroute.
  • Baeckeoffe: es un plato de puchero, lo que viene a ser nuestro cocido. Es uno de los platos más emblemáticos de la cocina alsaciana, elaborado con patatas, verduras y un surtido de cordero, carnes de ternera y cerdo, adobadas y guisadas durante 24 horas en terrina, con especias y vino blanco de las viñas de Alsacia.
  • Tarte flambée: en algunos sitios la verás como flamekueche. Es una masa fina enrollada compuesta de harina, agua, aceite y sal, luego se cubre con crema espesa o requesón (o una mezcla de ambos: Bibeleskäs), cebollas en rodajas y tocino, luego se hornea rápidamente en un horno de pan muy caliente.
  • La quiche lorraine: a parte de Alsacia, también es típico de Lorena. Es un tipo de tarta salada, elabora principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa, mezclada con verduras cortadas, y/o productos cárnicos.
  • Munster: queso de fuerte olor que se degusta tanto frío como caliente. A nosotros nos gustó tanto que nos trajimos unos cuantos.
  • Kougelhopf: es un brioche con levadura, cuyo aspecto es característico debido a su molde, que le da una forma alta, estriada y ahuecada en el medio. Los puedes encontrar dulces o salados.
  • Sidra de Alsacia: si te gusta la sidra, no dejes de probar ésta. Está buenísima.
Baeckeoffe
Baeckeoffe
Comida de Alsacia
Choucroute con carne de cerdo

Pues esto es todo, esperamos que el artículo te haya gustado y te pueda servir de guía para recorrer una de las ciudades más bonitas de Francia.

El Tomavistas. Viajando Fetén en Colmar

Enlaces de interés

Enlaces relacionados

Shares